La ministra de Seguridad de la Nación Patricia Bullrich visitó el programa Mesa Chica para dar su mirada sobre los cuadernos de las coimas , el caso que conmociona al país. La funcionaria de Cambiemos se refirió a un amplio abanico de temas, entre ellos, la orden de allanamiento que pesa sobre las propiedades de la expresidenta Cristina Kirchner : “Son allanamientos demasiado cantados, yo ni los llamaría allanamientos, son una visita; perdieron la condición de encontrar cosas in fraganti, poder encontrar pruebas”.

Además, Bullrich apuntó contra el comunicado de la exmandataria, quien estableció una serie de condiciones para que se realice el proceso judicial ordenado por Claudio Bonadio . “Cristina Kirchner no puede habilitar o no un allanamiento”, dijo, y añadió: “Trata de demostrar que puede conducir esto”.

La semana pasada, el Gobierno habilitó la línea 134 para recibir datos que permitan dar con bienes o dinero derivados de casos de corrupción, a cambio de una recompensa. Al respecto, la titular de la cartera de Seguridad detalló: “La línea de teléfono tiene que ver con algo que consideramos muy profundo, y es porque esto tiene dos caras: lo que tiene que ver con condena penal para las personas que participaron de actos de corrupción y, después, algo que para el presidente de la Nación Mauricio Macri es tan importante como que la plata vuelva a ser de la gente”.

Y añadió: “Como todavía no tenemos ley de extinción de dominio, no podemos disponer de una parte del bien que sería importante dar a quienes aportan datos, entonces lo que hicimos es ir al programa de recompensas para cumplir ese vacío legal; sonó más de doscientas veces en estos días y a mucha gente que llamó le decimos que vuelva a llamar porque los operadores no dan abasto”.

Dos semanas después de que saliera a la luz el caso, el paradero del único prófugo en la causa de los cuadernos tiene un precio: 500 mil pesos. El exdirector de la Entidad Binacional Yacyretá Oscar Thomas tiene una orden de captura, y la ministra aseguró tener “un equipo trabajando para encontrarlo”. “En estos dos años de gestión metimos en la cárcel a 7000 prófugos; no es tan fácil ser prófugo, por más plata que tengas”, agregó.

Hacia el final de su participación en la pantalla de LN+, Bullrich concluyó: “Esto ha sido algo que se sembró durante muchos años; hemos ido contando todo esto durante mucho tiempo y ahora todo esto comienza a dejar de ser hechos aislados para demostrarse como un sistema armado para saquear el Estado y me parece que esto ya no tiene vuelta atrás”.

fuente LA NACION

Comments

comments