La causa de los cuadernos de las coimas tuvo ayer una definición clave: la Cámara Federal rechazó, con los votos de Martín Irurzun y Leopoldo Bruglia, los planteos de nulidad presentados por la defensa de Oscar Parrilli -el extitular de la AFI -, y Claudio Bonadio

quedó confirmado para seguir adelante con la instrucción.

Las nulidades planteadas por Aníbal Ibarra y Roberto Boico, abogados defensores de Parrilli, señalaban que este caso no tenía conexidad con el expediente en el que el juez Bonadio investiga las irregularidades en la importación de gas licuado.

Martín Irurzun señaló que la lectura del expediente “no evidencia los vicios” a los que aludió la defensa de Parrilli y que la conexidad se encuentra “lo suficientemente respaldada”.

Con esta resolución de la Cámara, al declarar conexo este caso con el de gas licuado, Bonadio queda confirmado en el expediente. Se espera que en estos días el juez dicte los procesamientos.

La defensa de Parrilli había argumentado, además, que el acuerdo de colaboración de Oscar Centeno fue “resultado de una confesión forzosa”.

Este planteo también fue rechazado por ambos camaristas. En su voto, Bruglia señaló que Centeno declaró voluntariamente y que “manifestó su deseo de aportar información en la presente causa”. Por eso concluyó en que “lo señalado da suficientemente cuenta de que Oscar Centeno no fue obligado a declarar como ‘arrepentido’, sino todo lo contrario”.

El juez Bruglia ya había rechazado, el 15 de agosto, la recusación contra Bonadio que había hecho Oscar Parrilli. En esa ocasión, explicó que no se hallaban acreditadas las causales de recusación citadas por la defensa y que esta causa “se formó como un desprendimiento conexo de las actuaciones”. También había señalado que “la conexidad declarada en un expediente no puede ser materia de cuestionamiento a través del instituto de la recusación”.
Oscar Thomas
El único prófugo en la causa de los cuadernos de las coimas, Oscar Thomas, había transmitido a través de su abogado que se presentaría ante la Justicia solamente si se le concedía la eximición de prisión. Sin embargo, la Cámara Federal emitió ayer una resolución en la que rechazó este pedido.
La eximición de prisión requerida por José Manuel Ubeira, abogado de Thomas, ya había sido rechazada en primera instancia. Ubeira descartó las posibilidades de que su cliente decida acogerse al régimen del arrepentido, y había dicho: “El arrepentimiento es algo más del confesionario, mi cliente dice que no tiene de qué arrepentirse porque jamás le entregó dinero a nadie”
El ex director ejecutivo de la Entidad Binacional Yacyretá, imputado en la causa por el presunto pago de coimas a los funcionarios del ex Ministerio de Planificación, está prófugo hace 40 días y su paradero se desconoce. Para dar con el prófugo, el Ministerio de Seguridad ofrece una recompensa de 500.000 pesos.

fuente LA NACION

Comments

comments