“¿Es una herramienta legítima tomar un colegio como modo de protesta?”, le preguntó el periodista Luis Novaresio al ministro de Educación de la Nación Alejandro Finocchiaro. “No, para mí no. Nunca”, respondió el funcionario.

“Recuerdo que en 2013 había 70 escuelas tomadas en la ciudad de Buenos Aires, estábamos cambiando la currícula de la escuela técnica. Y empezamos a concientizar a los directivos, a los docentes y a los padres. Todas esas escuelas al año siguiente perdieron matrícula. Se dieron cuenta de que no había negocio”, repasó Finocchiaro.

Y agregó: “Este año se tomaron escuelas en la Ciudad, 10, 12. No te quiero decir que está bien. Digo que lo que tenemos que hacer es concientizar. No creo que haya que sacar a los chicos a patadas, pero los adultos tenemos que trabajar para ver de qué forma los chicos comprenden que esto está mal”.

“No es democrático hacerlo: una asamblea de 10, 12 personas le impiden estudiar a 500″, remarcó.

(Télam)

(Télam)

Otras frases de Finocchiaro

“La primaria tiene que garantizar que cuando salgas tengas valores y te hayas socializado. Después, que sepas leer, escribir, comprender un texto y sacar una idea y hacer las operaciones básicas de matemática”.

“La secundaria sirve para muy poco. Por eso con los ministros de todas las provincias durante un año y diez meses estuvimos diseñando la Secundaria 2030, que comienza el año que viene. Es una forma absolutamente diferente de enseñar y de aprender. Hoy la secundaria es la misma que en 1918“.

“La universidad pública argentina es buena y es sana. Hay casos que podemos discutir, pero en líneas generales el sistema es bueno. Tiene que ir a un sistema planificado, porque es pública y gratuita, o no arancelada en realidad, porque se paga con impuestos. Tenemos que planificarla, porque tenemos que ir hacia las áreas de conocimientos que nuestro país tanto necesita para su desarrollo económico, social, moral y productivo”.

“Necesitamos que cada vez se flexibilicen más los títulos, que se acorten las carreras. No podemos estar siete, ocho, nueve años esperando un enfermero, un ingeniero, un médico o un abogado. Tenemos que tener titulaciones intermedias, como la de programadores, para que los chicos tengan trabajo y además colaboren con el crecimiento del país.

“Tenemos que hacer que haya igualdad de posibilidades. Por eso están las becas Progresar, a la que nosotros les pusimos lógica educativa. Priorizamos las carreras en áreas como Enfermería o Ingeniería, o Licenciado en Turismo en Jujuy. El compromiso que les pedimos es que den más de la mitad de las materias que cursan y a medida que avanzan la beca es más alta. La verdadera inclusión no es tener a un chico adentro de la universidad o de la escuela: es que salga“.

“En la provincia de Buenos Aires la paritaria no se cierra por una cuestión política, porque no se quiere discutir lo que se tiene que discutir”.

Ctera ha decidido dejar de ser un gremio para transformarse en un partido político y posiblemente uno de los más hostiles a nuestro gobierno. Ellos creen que le están haciendo un daño al Gobierno, sin embargo no es así, porque finalmente si se produce un daño es a los afiliados de ese gremio”.

“Educación sexual es igual que matemática, historia o geografía. Se debe dar en todos los colegios públicos y privados de la Argentina, pero por supuesto tenemos libertad de expresión. El profesor que está dando la materia en un colegio religioso puede decir ‘de acuerdo a nuestra fe, creemos en esto'”.

“Las políticas educativas las debe establecer el Estado. La educación sexual integral tiene que estar en todas las escuelas. Después cada uno es libre de opinar, eso se llama libertad de cátedra. Pero los contenidos que el Estado elabora deben estar”.

“Cuando vos ves un adolescente que ha elegido tener una orientación sexual diferente al de otras personas, ese chico no es un enfermo ni le hace mal a nadie. Simplemente ha tenido una elección. ¿Vos sabés cuánto sufren hoy? Tenemos que ir a una Argentina de la diversidad, en todo sentido”.

“Educación integral quiere decir que se aboca a explicar la cuestión biológica, a explicar todos los métodos anticonceptivos para que los chicos y las chicas puedan elegir libremente y cuidarse, habla del cuidado de tu cuerpo y del del otro, de la afectividad también, y de diversidad, porque la sociedad es diversa”.

“Con el lenguaje inclusivo no estoy de acuerdo, básicamente porque nosotros hablamos castellano en la Argentina, y el castellano se rige por lo que dice la Real Academia Español. Si la Real Academia Española lo acepta, lo aceptaremos. Los cambios de lenguaje no son imposiciones de grupos o de minorías. Se dan cuando la sociedad los acepta eso como un valor. Si se acepta, será así. Hoy si alguien en un examen me lo pone así, no lo acepto porque el examen se da en idioma castellano”.

“A la luz de todo lo que yo veo creo que Cristina Kirchner debería ir presa. Pero yo no conozco el expediente. Creo que debe haber un montón de gente que tiene que ir presa y que se tiene que recuperar todo lo que se le ha robado al pueblo argentino durante todo ese tiempo”.

fuente INFOBAE

Comments

comments