Falta de inversión, con 18 años de aumentos en la electricidad “consensuados” y un estado totalmente ausente en San Juan. Un organismo contralor de cartón: el EPRE.

EPRE y energía San Juan
EPRE organismo no contralor

Es evidente la falta de respuesta de su Presidente, es decir del “ente regulador”, al que no le hacen falta quejas para actuar, es evidente la falta de estado y problemas con los servicios al peor nivel como si estuviéramos ya no en el tercer mundo, sino en el décimo.

En menos de una hora, en la cuarta zona capital -de San Juan– se mostró la desinversión de parte de la EMPRESA ENERGÍA SAN JUAN, tristemente privatizada en los años oscuros de los 90′ con la anuencia, a saber de cierto prototipo de sindicalismo que permanece para defender sus intereses únicamente, cómplices del desguace, protagonistas sociales del desastre que nos llevó a dejar de ser una provincia con capacidad de respuesta inmediata, y dejando que el aparato productivo se destrozara alegremente.

 

Desde cerca de las siete de la mañana de este día ocho de octubre, hasta incluso bien pasadas las 8 horas cuarenta minutos (ya eran 4 cortes), los cortes de energía, que acusarán: son producto del viento Zonda…provocaron en las lindes de la Capital sanjuanina con Rivadavia (cortes permanentes en el suministro de energía eléctrica, dejando comprometida la señal de aire de Cosmos FM. Lo que ello demuestra que no se trata de un viento Zonda, o viento del oeste cálido que llega a la capital así por los nevadas en alta montaña: cordillera! Sino que ésto demuestra la falta de inversión de energía San Juan, y la falta de control del estado por medio del EPRE como organismo.

 

Las situaciones de los servicios en dicha zona no es la exclusiva, también sucede con servicios, hoy en pleno siglo XXI con el servicio de televisión por cable y a su vez con internet y telefonía, en donde hasta el rol de la falta de Gobierno en la Nación se nota frente al monopolio desenfrenado y los altos costos que ello conlleva a pagar por parte de los usuarios.

 

Los juicios ante el SIADI que se realicen en territorio extranacional por la ineficacia y desinversión realizada por la empresa Energía San Juan, por casos comprobables; sería, lo de menos.

 

En aras de dónde estamos parados es injustificado, imperdonable y totalmente cuestionable la acción de empresas en torno a sus mentiras, en esta época de la tecnología y la información no se puede tener servicios pésimos o los peores solo por cuestiones climáticas que deberían tener resueltas, puesto que las empresas conocen perfectamente dónde se están instalando: en una provincia en donde ni siquiera el más feroz de los vientos alcanza a ser cómo hace 25 o 30 años atrás, eso, es DESINVERSIÓN.

Comments

comments