Dos integrantes de organizaciones sociales vinculadas con la CTA fueron detenidas por intimidar a tres beneficiarios del programa Hacemos Futuro, del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, para que les entreguen un aporte mensual de $250 para continuar cobrando el plan.

Se trata de María Rosa Ojeda y María del Carmen Bordón, que pertenecen al Movimiento 29 de Mayo, una agrupación piquetera coordinada por la CTEP y cercana a la CTA. Según la investigación judicial, desde mayo, además, obligaban a las personas a concurrir a actos y movilizaciones, como el corte realizado frente al Consejo Escolar de Moreno, bajo apercibimiento de darles de baja del plan y cobrarles $80 por inasistencia.

fuente LA NACION

Comments

comments