Laura Alonso , titular de la Oficina Anticorrupción, participó de Terapia de Noticias , programa emitido por LN+ , y destacó la ley expresa que penaliza a las empresas implicadas en causas de corrupción.

Desde que el Congreso aprobó el proyecto de ley, las empresas son responsables ante casos de corrupción. Sin embargo, no es retroactiva, es decir que aquellos empresarios vinculados con la causa de los cuadernos de las coimas no entrarían dentro de esta ley.

“Se está trabajando en el ámbito del Gobierno para ver qué se hace con las empresas que tienen funcionarios vinculados a los cuadernos. En mi opinión, todas las personas que están procesadas o figuran como arrepentidas deberían renunciar”, dijo Alonso.

La titular de la Oficina Anticorrupción apuntó contra la organización de las empresas familiares e indicó que deberían “profesionalizarse” incorporando directores independientes en sus gobiernos. “La familia no va más en una empresa moderna del siglo XXI”, opinó.

fuente LA NACION

Comments

comments