La grave denuncia presunta usura y defraudación contra una mujer que pesa sobre Guillermo Ruiz Álvarez provocó que este viernes en la mañana el gobernador Sergio Uñac decida echarlo del cargo de presidente de la Caja de Acción Social.

El ahora exfuncionario, que viene de la gestión giojista, tendrá que responder ante la Justicia junto a su hermano Javier Ruiz Álvarez, miembro del Tribunal de Cuentas. El caso tiene como prueba un video revelador.

Uñac se refirió al tema en rueda de prensa en un acto de entrega de casas en Pocito. Dijo que la denuncia lo tomó por “sorpresa”. “Sorpresa sobre eso. Yo me anoticio de la investigación, es una denuncia entablada en el Ministerio de Seguridad de la Nación. Lo que hemos hecho en la mañana de hoy es separarlo del cargo como medida preventiva”, apuntó el Gobernador.

Y agregó, “no estamos prejuzgando, estamos diciendo que hay una denuncia, que no es una denuncia anónima, teniendo en cuenta que ese lugar la permite y ésta no la es,  es con nombre y apellido”.

El decreto de Uñac

 

La denuncia: 

Una comerciante los acusó de actuar como prestamistas de privados que utilizarían dinero de la Caja de Acción Social. Pero no quedó ahí, porque la denunciante los señaló como usureros entendiendo el perjuicio económico que le habrían causado y de que estarían vinculados a la falsificación de un cheque de su cuenta para poder ejecutarlo y percibir el monto.

El elemento de prueba, que ya tiene la Justicia y que principalmente tiene contra las cuerdas a Guillermo Ruiz Álvarez, es un video (utilizó una cámara oculta) en donde se entrevista con el ahora exfuncionario en su oficina particlar.

Fuente: diario de cuyo

Comments

comments