RÍO CUARTO.- El presidente Mauricio Macri regresó a esta ciudad a menos de dos meses y conversó con su “amigo” Juan Schiaretti , Igual que entonces, cuando la Nación negociaba el ajuste con las provincias. Ahora, una parte de los mandatarios vuelve a insistir en que la Casa Rosada restituya el fondo sojero. El mandatario cordobés no integra ese sector.

Aunque el contenido de la charla a solas, de media hora, entre Macri y Schiaretti fue definida como “pura política” por referentes de los dos sectores, LA NACION pudo sondear que uno de los puntos que abordaron fue hasta dónde podría llegar la presión de los

gobernadores y poner en riesgo el debate en el Senado del presupuesto.

“Hicimos un acuerdo y lo vamos a cumplir”, admitió un integrante del gabinete cordobés a

LA NACION y repasó que Schiaretti no participó de la reunión convocada por el jefe del Bloque Justicialista de la Cámara alta, Miguel Ángel Pichetto, para hablar del tema y tampoco lo hizo el senador Carlos Caserio.

Posible mediador

La posibilidad de que Schiaretti, como ya hizo en otras oportunidades, oficie como una suerte de “mediador” con sus pares es una posibilidad que sondeó el Presidente. No hay un compromiso directo del mandatario cordobés, quien en los próximos días viajará al exterior con agenda oficial.

En su gabinete -donde hay ministros con activa participación en las negociaciones de la Nación con las provincias- interpretan que hay “disconformidad” en varios distritos por los cambios introducidos a la suba de Bienes Personales (quedarán eximidas las viviendas personales), pero que la magnitud de esa modificación “en absoluto compromete” la mejora de recaudación coparticipable que se busca por esa vía.

“No hay proporcionalidad entre los $100.000 millones que implica restituir el fondo sojero y lo que se negoció con los funcionarios macristas”, subrayaron. La mejora que esperan los gobernadores que acordaron con la Nación viene, en parte, por la mayor coparticipación resultante de ese cambio impositivo.

Los mandatarios que reclaman son Gerardo Zamora (Santiago del Estero), Rosana Bertone (Tierra del Fuego), Lucía Corpacci (Catamarca), Mariano Arcioni (Chubut), Sergio Casas (La Rioja), Juan Manzur (Tucumán) y Domingo Peppo (Chaco). El gobierno nacional, en tanto, confía en que el reclamo de los jefes provinciales del PJ no va a prosperar.

Compensación

El presidente Macri, por su parte, busca atemperar la tensión con el giro de $1000 millones, en compensación, y la marcha atrás de la eliminación de aranceles a electrónicos que “perjudicaba” a la industria fueguina.

En la visita de la comitiva presidencial a Río Cuarto, el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, aseguró que los subsidios al transporte “no se cortarán en enero”.

Ese fue otro de los aspectos más controvertidos en la discusión con las provincias y en el que el gobernador Schiaretti jugó un rol clave para que no se mantuvieran en el Área Metropolitana y se sacaran en el resto del país.

fuente LA NACION

Comments

comments