Con el voto clave de una decena de legisladores del PJ y otros tantos de fuerzas provinciales, el Gobierno se apresta a sancionar hoy en el Senado el presupuesto nacional 2019 , el más cuestionado de los redactados por la administración de Mauricio Macri, y enviar así una señal al FMI y a los mercados poco más de una semana antes de la cumbre del G-20 .

El proyecto es duramente criticado por la oposición por el recorte de partidas en áreas claves de la administración pública y por el notable aumento del pago de los servicios de la deuda. Además de incrementarse casi en un 50% con relación al actual ejercicio, implicarán el 18% del total de los gastos previstos para el año próximo.

Para evitar contratiempos, como el reclamo de la restitución del denominado fondo sojero que fogonean algunos legisladores opositores al Gobierno, el oficialismo llamó a sesión especial, a partir de las 14. De esta manera, solo podrán discutirse los temas incluidos en la convocatoria. Junto al presupuesto, la Cámara alta también tiene previsto aprobar una serie de iniciativas negociadas por el Poder Ejecutivo con los gobernadores provinciales para compensarlos por la merma de partidas, como la adenda al pacto fiscal y modificaciones en el ajuste por inflación de los balances de las empresas.

Además, volverán con cambios a la Cámara de Diputados los cambios en el mínimo no imponible y en las escalas del impuesto a los bienes personales. Si bien se comenzará a tributar a partir de los dos millones de pesos, el Senado eximirá del cómputo del impuesto las viviendas familiares hasta un monto de $18 millones. También se reducirá del 6% al 3% la alícuota de Ganancias para cooperativas y mutuales. Para no modificar el presupuesto, la Cámara alta aprobará una denominada ley correctiva.

La discusión se dará con la fuerte interna desatada en el Bloque Justicialista como telón de fondo que se tradujo con una nueva fractura de la bancada que preside Miguel Pichetto (Río Negro), encabezada por los tucumanos José Alperovich y Beatriz Mirkin. A pesar de la sangría y de que muchos de los miembros del interbloque Argentina Federal (justicialistas más PJ la Pampa y PJ Chubut), que preside, votarán en contra, Pichetto ratificó su postura de apoyar el presupuesto, a pesar de ser un duro crítico de la política económica del macrismo.

“Tengo una visión del Congreso, siempre imperó en mí un rol ligado a la responsabilidad institucional”, afirmó Pichetto en diálogo con LA NACION , tras lo cual reivindicó el papel que tuvo como negociador de los reclamos de los gobernadores ante el Poder Ejecutivo. En ese sentido, destacó “la obtención de fondos para las provincias” en las conversaciones con el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, que calculó en unos $30.000 millones. Producto de estas negociaciones, esta tarde acompañarían a Pichetto menos de la mitad de los 22 miembros del Bloque Justicialista. Sumarían sus votos senadores de Entre Ríos, San Juan, Salta, Catamarca, Córdoba y Corrientes. Podrían seguir el mismo camino representantes de Jujuy y de Tierra del Fuego.

Luego de que el Gobierno sofocó un conato de rebeldía del santacruceño Eduardo Costa, enojado por el recorte de fondos que perjudicarían sus aspiraciones políticas en la provincia, Cambiemos tendría asegurado el voto de sus 25 senadores. A ellos se sumarían varias fuerzas provinciales.

fuente LA NACION

Comments

comments