Sin expectativas de éxito, Cambiemos intentará forzar hoy una sesión en el Senado para discutir el desafuero de Cristina Kirchner , pedido por el juez federal Claudio Bonadio en la causa por el encubrimiento del atentado contra la sede de la AMIA .

La reunión, convocada para las 16, va camino al fracaso. En el oficialismo no solo saben que no tendrán el voto de los dos tercios de los presentes que se requieren para quitarle la inmunidad de arresto a la expresidenta, sino que son pesimistas sobre la posibilidad de reunir el quo rum que habilite el debate.

Sin embargo, en algunas usinas políticas no se descartaba ayer que el kirchnerismo baje al recinto a dar la discusión. De hecho, la propia expresidenta desafió al cuerpo a tratar su desafuero en diciembre del año pasado , en la primera sesión tras su regreso al Senado .

El pedido de sesión especial de Cambiemos tensó las relaciones políticas en la Cámara alta. En particular, provocó malestar y enojo en el Bloque Justicialista. El líder de la bancada, Miguel Pichetto (Río Negro), no anduvo con rodeos y acusó al oficialismo de utilizar el tema para hacer política. “Vienen con esta pavada para continuar el tema y tener un titulito en el diario”, sentenció.

Pichetto ratificó, además, que su bloque no apoyará el desafuero de ningún legislador mientras no exista sentencia firme. El presidente provisional del Senado, Federico Pinedo (Pro-Capital), defendió la decisión del oficialismo . “Cambiemos adoptó la posición de que si (el desafuero) lo pide un juez y lo confirma la Cámara, lo tenemos que votar a favor; y si el interesado no apela, también”, aseguró.

Plazos

En esta causa, en la que investiga la firma del memorándum con Irán como parte de una maniobra para encubrir el atentado contra la AMIA, Bonadio les dictó prisión preventiva a Cristina Kirchner, Luis D’Elía y Carlos Zannini, entre otros. Pero los dos dirigentes apelaron y el Tribunal Federal Oral N° 8 les concedió la excarcelación, además de morigerar la carátula de la causa.

Sin embargo, la expresidenta no apeló. “Si ella quisiera pedir la excarcelación podría pedirla, pero si no lo quiere hacer nosotros no tenemos que defenderla más de lo que ella se defiende a sí misma”, explicó Pinedo.

Otro argumento del oficialismo para impulsar el debate es el vencimiento de los plazos para tratar el pedido. Según las cuentas de Cambiemos, esa ventana legal se cerraría hoy.

Bonadio remitió su requerimiento al Senado el 7 de diciembre del año pasado. Tras permanecer frenado y sin tratamiento, a mediados de junio último Cambiemos y el PJ acordaron un mecanismo por el cual decidieron prolongar la vigencia del oficio a cambio de postergar su tratamiento en el recinto. Ahora, ante el inminente vencimiento de los plazos fijados entonces, llegó la hora de votar.

fuente LA NACION

Comments

comments