Amado Boudou acaba de recibir un golpe en sus finanzas. A través de una resolución oficial, la Anses dictaminó que no podrá cobrar su pensión vitalicia como ex vicepresidente. En la decisión, el organismo previsional consideró que por la condena que recibió Boudou a cinco años y diez meses de prisión con inhabilitación de por vida para ejercer cargos públicos por el caso Ciccone no está en condiciones de recibir ese beneficio que le aseguraría cobrar mensualmente y de por vida unos $ 220.000.

La Anses oficializará la decisión este martes ante la fiscalía N1 de la Cámara de la Seguridad Social. En junio pasado la jueza federal de la Seguridad Social Ana María Rojas había intimado al organismo -tras un reclamo de Boudou- para que se expida en un lapso de tiempo razonable sobre la posibilidad de que pueda recibir el beneficio. Tras una apelación llegó a la Cámara. “Desestimamos el otorgamiento de la Asignación Mensual Vitalicia solicitada por el ex vicepresidente Amado Boudou”, concluye el escrito que presentará la Anses ante la Justicia.

En la resolución de tres páginas a la que accedió Clarín, la Anses se basó en dos dictámenes. Uno fue emitido por la Oficina Anticorrupción y el otro por la Procuración del Tesoro de la Nación. Los dos informes se opusieron al otorgamiento del beneficio. Para el organismo que conduce Laura Alonso, la asignación que reclamó Boudou es “incompatible con una condena en sede penal” como la que recibió el ex vice el 7 de agosto pasado en el caso Ciccone. Según argumentó en su dictamen girado a la Anses, las pensiones vitalicias pueden resultar “denegadas o revocadas si no existiera o desapareciera la causa jurídica que les otorga sustento legal, que es el honor, el mérito y el buen desempeño”. Todos atributos que para la AO Boudou corrompió.

En la misma línea, la Procuración del Tesoro advirtió que las pensión vitalicias como la que solicitó Boudou por ser ex vicepresidente “pretende compensar servicios públicos prestados con honradez y decoro. Y puede verse afectada si se descubre -a través de un proceso penal que normalmente no concluye durante el mandato- que esos servicios no fueron ni rectos ni honrados”. La Procuración se apoya en la condena que recibió Boudou por el caso Ciccone.

En las conclusiones, el organismo que dirige Bernardo Saravia Frías consideró que “desde el punto de vista estrictamente jurídico, la Anses se encuentra en condiciones de desestimar el otorgamiento de la asignación mensual vitalicia solicitada”.

Lo cierto es que hasta antes de la condena por el caso Ciccone, los argumentos oficiales eran más endebles para negarle la pensión al ex vice. Pero con Boudou tras las rejas, la situación cambió.

El ex vice había empezado a tramitar su pensión luego de dejar el Gobierno, pero fiel a su estilo algo desprolijo, el tramite se retrasó: a Boudou le faltaba presentar una serie de papeles ante el organismo que se encargaba de entregar el beneficio. Tres regularizar la situación, el expediente empezó a tener demoras y terminó judicializado.

En junio pasado, la jueza previsional Rojas le exigió a la Anses que resuelve la situación en un plazo de 20 días tras un amparo presentado por la defensa de Boudou. Cumplido ese tiempo, el organismo que conduce Emilio Basavilbaso consiguió más tiempo mediante una apelación. En el medio llegó la condena contra Boudou por el caso Ciccone. Con ese respaldo, la Anses terminó de confeccionar el dictamen en el que le deniega la Asignación Vitalicia.

En el organismo creen que Boudou apelará la decisión y que el tema puede extenderse aún más. Aunque están confiados en los argumentos jurídicos del dictamen y resaltan uno de los párrafos de la resolución: “Resulta jurídicamente incompatible otorgar el beneficio a quien haya cometido un delito en ejercicio de la función pública y en perjuicio del Estado Nacional”.

fuente CLARIN

Comments

comments