En 10 días el dólar subió 8,11% y se llevó casi todas las ganancias del plazo fijo desde los primeros días de octubre hasta el presente.

Quien el que el primer día de octubre, cuando Guido Sandleris, el presidente del Banco Central, armó el cepo monetario, tenía USD 260 dólares y los vendió a $38,50, obtuvo $10.000. Convencido de que el dólar iba a bajar, hizo un plazo fijo a 30 días a una tasa de 4% mensual que se le transformaron al vencimiento en $ 10.400, pero como el dólar había bajado a $36,98, si recompraba los dólares iba a obtener USD 281. Una ganancia de 8% en dólares en divisas en un mes, tomando en cuenta el costo de entrada y salida de la divisa (se compra a precio vendedor y se vende a precio comprador, hay un peso de diferencia entre ambas puntas).

 El contagio de la dolarización, siempre es más potente que el de la pesificación. Por eso, el rebote del viernes y lunes tiene un alto componente psicológico

Pero, el ahorrista en vez de volver al dólar, creyó que la suerte lo iba a acompañar en noviembre, porque una legión de economistas repetía que el sistema aguantaba hasta fin de año. Entonces, renovó los $10.440 y le dieron una tasa de 4% lo que le permitiría a fin de noviembre hacerse de $10.816. Pero el 15 de noviembre se encontró con que la divisa comenzó a dar señales de vida y desde aquel momento no paró de subir. El dólar de $36,97 saltó a 39,97 (+8,11%). Si hubiera podido salir en el día, resignando la mitad de la tasa de noviembre, con los intereses acumulados, hubiera podido comprar USD 265 dólares y su ganancia se habría recortado a 1,92%. Pero como no puede retirar el depósito hasta el fin de mes, salvo que lo haga en un fondo de inversión, le quedan diez días tortuosos por delante donde con seguridad va a perder parte de los dólares que tenía originalmente. Un día más de suba a este ritmo, por lo pronto, le quita la ganancia conseguida desde el primer día de octubre. Y si la divisa sigue aumentando, perderá parte de los ahorros que tenía en dólares.

 El plan monetario pecó de un error: se fijó como meta bajar el dólar y la inflación y se olvidó de los bonos. El precio que tienen hoy y los rendimientos de dos dígitos, los hacen parecer bonos ‘C’, una categoría menor a la B actual (Sidi)

Esta breve historia, refleja el humor del mercado. La velocidad con que los pesos se transforman en dólares es más alta que cuando se decide transformar al dólar en pesos. El contagio de la dolarización, siempre es más potente que el de la pesificación. Por eso, el rebote del viernes y lunes tiene un alto componente psicológico. En esas dos ruedas, el dólar aumentó 6,80% y otra vez hizo fracasar la profecía que dice que “el que apuesta al dólar pierde”. El dólar en la Argentina, en el siglo XXI, perdió rounds, pero nunca un combate.

Letras, Bolsa, dólar

La licitación de Letras de Liquidez (Leliq) no pudo ayudar esta vez a desalentar la demanda del día siguiente. El Banco Central tomó $134.579 millones a 61,75%, una tasa de corte igual a la del viernes. Lo que le restó a la plaza fue una suma insignificante: $2.313 millones comparada con los más de $ 100 mil millones buscando destino en el dólar.

Los tenedores de dólares saben de valor de su moneda y acentúan su resistencia a vender. Por eso la divisa en bancos y casas de cambio cerró a $39,97 (+3,79%) y en la plaza mayorista, con un buen monto de negocios, creció $1,45 (+3,84%) a $37,70.

A todo esto, las reservas bajaron USD 145 millones a 51.591 millones. En el exterior se ganaron 9 millones por la leve suba del euro contra el dólar y se pagaron 5 millones a Brasil.

Las reservas de Banco Central bajaron USD 145 millones (AFP)

Las reservas de Banco Central bajaron USD 145 millones (AFP)

En Brasil, precisamente, la moneda local tuvo un mal comienzo, pero recortó pérdidas sobre el final y cerró a 3,87 reales por dólar, que representa una baja de 0,60%.

Los Bonos tuvieron un retroceso en las paridades, es decir subieron menos que el billete. Por eso el riesgo país aumento 1,02% y cerró en 690 puntos.

“El plan monetario pecó de un error: se fijó como meta bajar el dólar y la inflación y se olvidó de los bonos. El precio que tienen hoy y los rendimientos de dos dígitos, los hacen parecer bonos ‘C’, una categoría menor a la B actual”, señaló Federico Sidi de Compass Group. “El riesgo país está haciendo crujir la economía”, agregó.

Por supuesto, que en voz baja los comentarios de la City hacían alusión a la frustrada final de la Copa Libertadores. Para ellos, la falta de gestión en la seguridad cerró un circulo de ineficiencia. “Se equivocan en la economía y en la política”, dijo un operador.

Fuente: Rava

Fuente: Rava

En la bolsa, hubo recuperaciones. La suba del Merval fue menor a la del dólar. El índice de las acciones líderes recuperó 1,33%. Pampa Energía (+6,78%), Tenaris (+6,70%) y Aluar (+3,76%) fueron las únicas que le ganaron a la divisa de Estados Unidos.

En Wall Street, los ADR’s argentinos, certificados de acciones que cotizan en dólares, padecieron la caída del peso. Entre los 5 papeles que subieron se destacaron Telecom (+4,10%) y Mercado Libre (+3,99%). En el lado oscuro de la pizarra estuvieron los bancos. Supervielle perdió 3,18%; Francés, 2,99% y Galicia, 2,83%.

Para se espera que el dólar siga su avance. La “dolarización” está lanzada y lo vertiginoso de los últimos minutos finales de la rueda, muestran la fuerte demanda que hay de la divisa y la ausencia de vendedores.

 

 

fuente INFOBAE

Comments

comments