La joven que manejaba el auto con el con un grupo de amigos ingresó a la quinta familiar del presidente Mauricio Macri fue procesada por el delito de violación de domicilio y por el momento se desestimó que haya existido una amenaza al mandatario.

Así lo resolvió ayer el juez federal de Tres de Febrero, Juan Manuel Culotta, que procesó sin prisión preventiva a Juana María Ávalos, de 22 años, junto con un embargo de 20 mil pesos. En tanto, el magistrado le dictó la falta de mérito a Federica Albizu, Mateo Passeriu, ambos 22 años, y Federica López Brown, de 21, quiénes seguirán siendo investigados, informaron a Infobae fuentes judiciales.

El hecho ocurrió la mañana del domingo 18 de noviembre. Los cuatro amigos habían salido de una fiesta y al pasar por la quinta “Los Abrojos”, que Macri tiene en el partido bonaerense de Malvinas Argentinas, se metieron con un auto VW Gol que manejaba Ávalos. Todo quedó registrado en las cámaras de seguridad del lugar.

Allí se ve cuando el auto traspasa la reja de ingreso -que estaba abierta porque estaba por salir otro vehículo- y poco tiempo después se retira. La custodia presidencial los comenzó a seguir y los jóvenes pararon en un local de McDonald’s, sobre la ruta 8, en donde fueron detenidos.

“Fue un chiste”, declararon ante el juez Culotta. Dijeron que sabían que la quinta era de Macri pero nque o tuvieron ninguna intención de amedrentar a nadie. Ávalos reconoció que gritó Macri gato pero que no amenazó al Presidente. Una primer versión indicó que había dicho “¡Te vamos a matar!”.

Ese día los domicilios de los cuatro acusados fueron allanados -se secuestraron celulares y computadoras- y tras las indagatorias quedaron en libertad.

Federica López Brown y Juana Avalos, quien fue procesada en la causa

Federica López Brown y Juana Avalos, quien fue procesada en la causa

El juez Culotta resolvió ayer la situación procesal de cada uno. El magistrado entendió que Ávalos fue responsable del delito de violación de domicilio en caso de tentativa. Señaló que era ella quien manejaba el auto y por lo tanto tuvo la decisión de ingresar a la quinta y el dominio de la situación. Por ese delito los otros tres jóvenes recibieron una falta de mérito -lo que hace que sigan bajo investigación- a la espera del resultado final del análisis de los celulares y las computadoras secuestradas.

Sobre el delito de amenazas, el juez en principio las descartó. Sobreseyó a Albizu, Passeriu y López Brown y le dictó la falta de mérito a Ávalos. El juez tuvo en cuenta que los custodios de la quinta declararon que no se sintieron amedrentados. Las fuentes consultas señalaron que el magistrado quiere contar con el peritaje tecnológico para saber si de allí surge información de que pueda pertenecer a algún grupo que busque atentar contra el Presidente o el régimen democrático y con eso terminar de resolver la situación por ese delito. 

La situación la resolvió antes de contar con los resultados porque el Código Procesal establece que tiene 10 días desde que el acusado fue indagado.

Los cuatro también fueron acusados del delito de desobediencia a la autoridad y fueron sobreseídos.

 

fuente INFOBAE

Comments

comments