El mismo día que se divulgó un nuevo salto de la pobreza a los máximos niveles de la última década, desde la Unión Industrial Argentina expresaron sus críticas a la política económica del Gobierno. Sin embargo, su titular, Miguel Acevedo, aclaró aInfobae que no participarán en un documento crítico que está elaborando el sindicalismo junto con movimientos sociales, pero que también cuenta con el aval de la Iglesia

«A nosotros nos convocaron, pero consideramos que no es adecuado en este momento participar en un documento crítico de estas características, más allá que compartimos muchas de los reclamos que se le hacen al Gobierno», explicó Acevedo. «Preferimos -detalló- que sea el Gobierno quien convoque a los distintos actores para que se pueda mantener un diálogo abierto y discutir entre todos cómo se sale de esta crisis».

Incluso se llegó a especular con que ayer mismo se conocería ese documento, firmado tanto por el sindicalismo como por la UIA. No es casualidad que se haya buscado que coincida con el dato de pobreza que elabora la Universidad Católica Argentina, correspondiente al tercer trimestre, que arrojó un salto hasta 33,6%.

 El titular de la UIA, Miguel Acevedo, asegura que coincide con muchas de las críticas que sindicalismo y movimientos sociales le hacen al Gobierno. Pero al mismo reclama que la Casa Rosada convoque a un diálogo abierto entre las partes

En los últimos días se especuló con un inédito documento conjunto firmado por el sindicalismo y sectores empresarios con tono crítico al Gobierno. Pero finalmente desde la UIA aclararon que no pondrán su firma en el mismo.

Acevedo reconoció que hace varios meses que desde la central fabril están trabajando con distintos movimientos sociales para potenciar y darles más herramientas para generar empleo genuino. Uno de los principales interlocutores es, por ejemplo, la Corriente Clasista Combativa, liderada por Juan Carlos Alderete.

Las críticas que realizó la UIA al Gobierno generaron algunos cortocircuitos y malestar en la Casa Rosada. Sin embargo, el diálogo sigue abierto. «Este año perdimos 40.000 puestos de trabajo en la industria. Este plan monetario con tasas de interés tan altas es muy nocivo para las empresas y creemos que no es el camino que nos llevará a la reactivación de la economía», aseguró Acevedo.

 

fuente INFOBAE

Comments

comments