La Dirección de Protección Civil, ratifica la alerta amarilla por altas temperaturas que continuará el 29 de Enero.

Ante esta ola de calor y para tu seguridad, compartimos algunas recomendaciones:

  • Bebé más líquidos sin esperar o tener sed, sobre todo agua y jugos de fruta ligeramente fríos. No tomes bebidas calientes ni abuses de las bebidas alcohólicas.
  • Permanecé en un lugar fresco, en espacios ventilados o acondicionados. Durante el día, bajá las persianas y cerrá las ventanas. Abrilos por la noche para ventilar.
  • Refrescate frecuentemente: evita salir durante las horas centrales del día, entre las 12 y las 18 horas.
  • Comé verduras y frutas. Evita comidas copiosas.
  • Niños y bebés: mantenelos bien hidratados diariamente. Cuando estaciones el coche, no los dejes en el interior con la ventanilla cerrada.
  • Actividad física: reducí la actividad física y nunca realices grandes esfuerzos. Cuando tengas que descansar, hacelo a la sombra.
  • Ropa y accesorios: usá ropa de tejidos naturales, ligera y holgada, de colores claros, sombreros, lentes de sol y cremas protectoras solares.
  • Animales: hidratarlos diariamente y mantenerlos a la sombra. Recomendamos, si es posible, dejar al aire libre un recipiente con agua para los animales callejeros.
  • Ayudá a las personas que puedan estar en mayor riesgo de sufrir los efectos del calor, como niños, personas con discapacidad y adultos mayores.

 

CONSEJOS PARA LA PREVENCIÓN

Cuando hace mucho calor:

  • Ofrecer a los niños y adultos mayores agua o jugos naturales en forma frecuente.
  • Ofrecer el pecho más seguido a los lactantes.
  • No ofrecer bebidas, cafeínas o azúcar en exceso.
  • No ofrecer bebidas muy frías (causa dolor de estómago).
  • No ofrecer líquidos o comidas calientes o pesadas.
  • Incorporar sal en mayor cantidad que lo habitual.
  • Proponer actividades tranquilas y evitar juegos intensos.
  • Bañar a los niños y adultos mayores, mojándoles todo el cuerpo con frecuencia. Evitar que transiten y jueguen expuestos al sol, menos aún en horario del mediodía o a la tarde temprano. Si deben hacerlo, ponerles sombrero de ala ancha, usar protectores solares (factor 15 o mayor) y hacer frecuentes descansos a la sombra.
  • Procurar permanecer en lugares frescos y ventilados.
  • Vestir a los niños y adultos mayores con ropa holgada, liviana, de algodón, o mejor aún, desvestirlos. Nunca los deje dentro de un vehículo estacionado y cerrado.

El golpe de calor puede ser muy grave, con los primeros síntomas o ante la duda no demore la consulta con su pediatra o en el Centro de Salud más cercano.

Comments

comments