El consumo volverá a caer en 2019 a pesar de que los aumentos salariales podrían ser este año superiores a la inflación, aunque no lo suficiente como para contrarrestar el efecto que la suba de las tarifas de los servicios públicos tendrá en las economías familiares, según el pronóstico dado a conocer por Ecolatina.

La consultora estimó que el consumo «volverá a colocarse en terreno negativo» con unretroceso del 1,4% respecto de los niveles de 2018, que a su vez registraron una caída del 1,5% en comparación con el año anterior.

Esa continuidad en la retracción tendrá lugar a pesar de que los salarios podrían acumular un alza del orden del 35%, superior a la inflación esperada por Ecolatina, lo que no impedirá una caída del 3% del salario real por el arrastre estadístico negativo del año pasado.

«Como lo peor del año pasado se vio en el último trimestre, la mejora del salario real que tendrá lugar en cada uno de los meses del primer semestre no será suficiente para compensar el desplome previo», explicó.

SALARIO REAL Y CONSUMO MASIVO EN 2019
Variación interanual

Pero más allá de la inflación general, Ecolatina advirtió que «el ingreso disponible para consumo no crecerá ya que el principal factor detrás de la inflación será la suba en losRegulados«, como las tarifas de los Servicios Públicos «y otros gastos difícilmente eludibles como educación formal, prepagas y combustibles» y que entre febrero y abril representarán un alza del 5% mensual como aporte al nivel general.

«En consecuencia, una parte no menor del gasto de las familias sufrirá un ajuste de precios mayor que el del Nivel General y, ante la dificultad de sustituir el consumo de Regulados, se tenderá a reducir el gasto en otros bienes y servicios», completó.

A esa situación se le debe sumar «el contexto monetario contractivo, bajo el cual esperamos que se mantengan tasas de interés reales positivas durante todo el año», fenómeno que «no sólo incentiva al ahorro en detrimento del consumo, sino que dificulta el acceso a bienes durables por parte de las familias debido a un elevado costo de financiamiento», destacó la consultora.

 La recuperación del salario real en 2019 no compensará la caída registrada en 2018

De todos modos, apuntó que la caída no será uniforme sino que «habrá dinámicas diferentes y cambios de tendencias», con la ya apuntada retracción en la compra de bienes durables pero con una baja menor en los de consumo masivo, principalmente alimentos.

«Esto responde a que el gasto de las familias en estos bienes es menos sensible a cambios en el ingreso y/o precios, a la vez que no es de vital importancia adquirir un vehículo nuevo o cambiar los artefactos del hogar, rubros que sentirán en mayor medida la crisis», indicó.

Ecolatina pronosticó una caída en el consumo masivo del 1%, menor al de la totalidad del consumo privado, con «variaciones interanuales positivas a partir del tercer trimestre, cuando el poder adquisitivo de los salarios experimente mejoras parciales respecto al 2018».

«En este sentido, en la medida que se prevea un triunfo del oficialismo –o un candidato market friendly– en las elecciones, una mayor calma cambiaria y previsibilidad permitirán una incipiente recuperación del consumo en segundo semestre, la cual se consolidaría recién en los últimos meses del año y dejaría sentadas las bases para una mejor performance en 2020″, finalizó.

 

fuente INFOBAE

Comments

comments