Desde hace más de un año Cristina Fernández de Kirchner está recuperando vínculos que construyó Néstor Kirchner y que rompió siendo Presidenta. El primero y quizás más importante fue el ex jefe de Gabinete, Alberto Fernández. Néstor Kirchner solía decir sobre él que la distancia le dolía en el corazón y que lo extrañaba más como amigo que como integrante de la gestión pública.

Algo parecido pasó con Esteban Righi, el ex Procurador. Hombre reconocido en el justicialismo y de prestigio en el Derecho, dejó su cargo cuando en una conferencia de prensa Amado Boudou, el primer vicepresidente de la Nación en tener que declarar ante la Justicia en ejercicio de sus funciones, manchó su honor. Era un fin de semana largo cuando para defenderse, Boudou denunció un complot y vinculó al estudio de la esposa y el hijo del procurador con una supuesta oferta para ayudarlo en los juzgados federales.

Fue un punto de inflexión sin retorno.  Cristina eligió a su Vicepresidente, como también a los referentes de La Cámpora por sobre los históricos del partido. Y Righi se despidió, dolido y enojado según lo describían, a través de una carta pública dirigida a la entonces Presidenta.

Righi falleció durante la madrugada del martes 5 de marzo. Como sucedió con la muerte de Franco Macri, la ex jefa de Estado se tomó su tiempo para elegir las palabras y hacer público su mensaje de condolencias.

Aunque el texto se difundió a través de las redes sociales sonó mucho más cálida de lo usual. Incluso hizo una revelación: contó que hace poco se reencontraron, luego de algunos años de distanciamiento.

Quienes hablaron durante el día con la ex presidenta aseguran que se la notó conmovida. «Lamento mucho el fallecimiento de Esteban Righi, jurista argentino con el que hace poco tiempo, luego de algunos años, nos habíamos reencontrado. Mis condolencias a sus familiares, compañeros y amigos», escribió. Seis fueron esos años en que estuvieron distanciados.

Esteban Righi fue designado como jefe de los fiscales por ex presidente Néstor Kirchner

Esteban Righi fue designado como jefe de los fiscales por ex presidente Néstor Kirchner

Fue Alberto Fernández quien presentó a Righi con Néstor Kirchner. Fernández lo conoció cuando tenía 24 años. Era algo así como un discípulo del profesor de Derecho con el que luego escribió dos libros y cuya cátedra coordinó. Righi le respondía que no se pusiera en esa categoría, que lo dejaba a él en el lugar de un hombre mayor.

Con esa confianza fue que Alberto Fernández terminó de armar el reencuentro entre Righi y Cristina. Antes fue él quien volvió. En diciembre de 2017 el ex jefe de Gabinete conversó con CFK. Ocurrió después de haber sido jefe de campaña de Florencio Randazzo y de la derrota electoral de todos ellos frente a Esteban Bullrich y Gladys González de Cambiemos.

Ya cerca de Cristina Fernández comentó: «No hay motivo para que estés distanciada del Bebe». Y la convenció de volver a ver al ex Procurador, reconocido jurista peronista al que respetaba la mayoría de los integrantes del gobierno K, especialmente los de más edad, profesor emérito de la UBA y además ex ministro de Héctor Cámpora, lo que le daba un lustre extra.

La reunión finalmente se realizó en el departamento de la ex Presidenta en el barrio de la Recoleta y no en el Instituto Patria para preservar su privacidad. Ocurrió en mayo del 2018, aseguran varios dirigentes que coinciden en que duró una hora y media. Y no hubo fotos de la reunión.

Hablaron de los temas judiciales del momento, de la situación del país. Como estuvieron a solas es difícil reconstruir los detalles excepto por terceros. Una de las personas que habló con los dos dice que también conversaron sin eufemismos sobre lo que los distanció. El «pasado» de aquel 2012 en que Boudou señaló a su estudio como operador judicial. Dicen las fuentes consultadas que se habrían puesto de acuerdo. También desmienten que Cristina Kirchner le haya pedido a Righi que fuera su defensor en las múltiples causas judiciales: «De eso no se habló».

 

fuente INFOBAE

Comments

comments