A dos semanas de lanzar el paquete de financiamiento para capital de trabajo a tasa subsidiada para las pymes, el Gobierno ya tuvo que sentarse a renegociar con los bancos privados el subsidio que deberá pagar para mantener el costo del financiamiento al 29%, dada la suba de tasas que está realizando el Banco Central (BCRA) para contener el dólar.

Según un acuerdo preliminar, la suba de la recompensa sería de 5 puntos, al pasar de 16 a 21 puntos de la tasa para que los bancos privados puedan mantener fijo el costo de financiamiento en 29% para las pymes. Eso dejaría la remuneración en un 50%, a pesar de que el BCRA cada día convalida una tasa superior en las Leliq, ayer de 62,119%.

Sucede que el acuerdo original se negoció cuando la tasa de las Leliq iban cayendo –llegó a 43,937% el 14 de febrero–, pero el BCRA debió cambiar el rumbo ante la difusión de la aceleración de la inflación en enero. Y desde entonces, la tasa trepó al 50,127% a fin de febrero, cuando se hizo el anuncio. Y doce puntos más hasta hoy.

El programa pretende financiar a pymes al 29 por ciento

El programa pretende financiar a pymes al 29 por ciento

De hecho, el Ministerio de Producción había demorado el anuncio ante la renovada suba de tasas, pero finalmente se lanzó el paquete para que comience a funcionar el 1 de marzo hasta el 30 de junio.

Con el esquema original, los bancos cobraban una tasa de 45% (29% al público más 16% de subsidio), si la tasa seguía bajando, para los bancos era indistinto prestar a las pymes o al Banco Central. Con el nuevo esquema, la tasa a la que prestarían los bancos es de un 50% (29% más 21% de subsidio).

Dado que todavía queda por debajo de la Leliq, que superó el 62%, el nuevo esquema supone que los bancos compartan el esfuerzo de prestar a tasa baja a las pymes. «En principio el esfuerzo era del Gobierno, pero ahora lo está compartiendo», explicaron en una entidad.

 Estamos conversando con los bancos con el objetivo es que la línea continúe con las condiciones con que fue anunciada. Con los bancos privados estamos conversando cómo vienen las líneas y si se necesita algún retoque. Con los públicos es la misma situación (fuentes oficiales)

Por eso algunas entidades –porque no pueden o porque el segmento pyme no es importante entre sus clientes– están dudando si mantenerse en el programa -que incluía 27 entidades- ahora que las tasas a la que prestan a las pymes quedaría por debajo de la de las Leliq.

«Estamos conversando con los bancos con el objetivo es que la línea continúe con las condiciones con que fue anunciada. Con los bancos privados estamos conversando cómo vienen las líneas y si se necesita algún retoque. Con los públicos es la misma situación«, explicaron fuentes oficiales. Los bancos públicos se comprometieron a prestar al 25 por ciento.

Se estima que los cinco puntos más de subsidio pueden llevar el costo para el Estado a $600 millones, desde los $400 millones originales.

Los bancos privados se reunieron el lunes pasado con el Fondo Nacional de Desarrollo Productivo (Fondep), administrado por el Ministerio de Producción, para negociar las nuevas condiciones. Las entidades que aceptan el nuevo esquema esperan una adenda del contrato original en el transcurso de esta semana.

Los bancos que se quedan creen que el acuerdo se puede cumplir en el corto plazo, ya que en diez a quince días se les terminará el cupo. La demanda está sostenida y los bancos están sustituyendo descuento de cheques a la tasa de mercado (a un 50 a 60% todavía) por la tasa subsidiada del 29 por ciento.

El programa

El Gobierno lanzó un programa de financiamiento por $100 mil millones para financiar el capital de trabajo y prefinanciar exportaciones de las pymes a tasa subsidiada.

Las medidas incluyen $80.000 millones para financiar el capital de trabajo de las pymes. Este monto contempla $60.000 millones para el descuento de cheques hasta 120 días de plazo, que estará en los bancos públicos, a una tasa final del 25% anual y en los bancos privados, a una tasa del 29% anual. Y otros $20 mil millones para descontar cheques en el mercado de capitales, con el apoyo de las compañías de seguros.

Sica y los representante los bancos públicos

Sica y los representante los bancos públicos

En tanto, en el marco del plan «Argentina Exporta», el Gobierno también busca destinar $20.000 millones para la prefinanciación de exportaciones de pymes, a una tasa máxima en dólares del 5% anual. El plazo será de hasta 365 días​ ​y un monto que alcanza los ​200.000 dólares.

El acuerdo para ofrecer esta línea para exportadores se está terminando de firmar con los bancos, pero las entidades ya adelantan que no hay mucha demanda. «De un día para el otro la pyme no exporta. Es bueno, pero no es suficiente», coincidieron los bancos.

 

fuente INFOBAE

Comments

comments