27 octubre, 2020

FM Cosmos

Últimas noticias de San Juan, Argentina hoy

En San Juan Crónica de la dramática madrugada con 31 personas atrapadas en el parque de diversiones Hollywood Park

“Sentimos un ruido chiquito y después un segundo estruendo enorme, como de algo que se rompió. La rueda se trabó arriba y siguió girando con nosotros adentro durante una hora y media. Todos gritaban y lloraban. Tuve miedo”. Cristian Mauricio Sánchez tiene 22 años y el sábado a las 23.40 quiso subir a la última vuelta que iba a dar en esa jornada el juego «Discovery», una de las atracciones de Hollywood Park, el parque itinerante que tenía sede en Rivadavia, provincia de San Juan. “Era la tercera vez que me subía con uno de mis amigos en el día. Nos esperaba otro abajo. Al rato, alertadas por la noticia, llegaron mi mamá y mi abuela”, sumó en diálogo con Clarín Cristian, que quedó atrapado durante horas con otras 30 personas. Muchos eran niños, por momentos estaban colgados boca abajo a unos 15 metros de altura. La pesadilla terminó bien, con todos a salvo alrededor de las 5 de la mañana después de un importante rescate. Tras el incidente, el predio fue clausurado.

El parque estaba funcionando desde hacía tres semanas en terrenos del Jockey Club de Rivadavia y contaba con “toda la documentación requerida por el Municipio”. Así lo detallaron desde la Comuna a través de un comunicado en el que aseguraron que Hollywood Park tenía “la habilitación de bomberos, el certificado de factibilidad emitido por Planeamiento y el de Salud Pública”. A su vez,habían presentado “el peritaje de funcionamiento de máquinas autorizado y aprobado”. La información fue confirmada a este diario por Américo Arrieta, director de Comercio de Rivadavia.

Cristian Sánchez, con dos amigos, el sábado a la noche, en el Hollywood Park. El joven quedó atrapado en el juego "Discovery".

Cristian Sánchez, con dos amigos, el sábado a la noche, en el Hollywood Park. El joven quedó atrapado en el juego «Discovery».

Sin embargo, algo falló en el «Discovery», una máquina que realiza péndulos y trompos en altura. Según las primeras versiones, que coinciden con las declaraciones de los atrapados, se trataría de un desperfecto técnico, que ahora investigan desde el Juzgado Correccional N° 1 de San Juan. Ese entretenimiento era uno de los más visitados dentro del parque de diversiones, que también era elegido por el «Samba Rock» y el «Kamikaze».

Según Cristian, que es martillero público y vive junto a sus padres y hermanos en Rawson, San Juan, antes de los estruendos notó otra diferencia en el juego, comparado con las otras veces que se había subido.“Arrancó mucho más rápido que en las ocasiones anteriores, con mi amigo hicimos un comentario sobre eso. Después vinieron los ruidos», señala el joven.

«Tenía pánico de caerme. Estábamos colgando y no sabíamos si la rueda se podía desprender con nosotros ahí o si existía la posibilidad de que se soltaran los seguros metálicos que nos sujetaban”, relata Cristian, con la voz entrecortada. Dice que sintió mucho mareo y frío. Desde abajo mi mamá me pedía que me tranquilizara”, recuerda.

Junto a los familiares de Cristian también estaba Delfor Facundo Mereles, su mujer y dos de sus hijas. Luz (12), la tercera, quedó arriba del «Discovery». “Fue desesperante. Yo estaba con las más chiquitas en otro juego cuando escuché un ruido muy fuerte. Ahí empecé a buscar a mi esposa y a Luz. Cuando encontré a mi señora confirmé que Luz era una de las atrapadas. La vimos altísimo: mi nena lloraba y gritaba, pedía que la ayudáramos”, cuenta Delfor, con impotencia.

Luz, junto a Hugo Verón, el bombero que la rescató.

Luz, junto a Hugo Verón, el bombero que la rescató.

“Subió con Jimena, una amiguita de 14 años que había ido con nosotros a pasear al parque. Cerca de las 2 de la mañana lograron bajarlas con una grúa. Ya en tierra firme, le dieron unas mantas. Después se abrazó con Hugo Verón, el bombero que la rescató. Fue emocionante”, sigue el papá de Luz, que cuenta que su sobrino Máximo, que al igual que su hija tiene 12 años, también estaba en la rueda. “Él fue el último en dejar el juego. Yo llamé a sus padres para avisarles y me quedé esperando con ellos a que lo sacaran, bajó después de las 5 de la mañana”, precisa.

Delfor define lo ocurrido como “una desgracia con suerte”. “Eso lo digo ahora, que ya tengo a la nena en casa. Pero en ese momentopensé que podía terminar mal. Luz me contó que se le nubló la vista y dejó de escucharnos. Además, le empezó a doler la cabeza y todo el cuerpo”, le dice a Clarín el hombre que ahora pide explicaciones. “No sabemos qué falló en el juego ni quién es el responsable”, resalta y asegura que nunca más piensa en llevar a sus hijas a un lugar así.

El operativo de rescate estuvo a cargo de Bomberos y Policía de San Juan. “Tomamos conocimiento por un llamado al 911 a la medianoche. Llegamos al predio del Hipódromo, en República del Líbano y Sarmiento, y nos encontramos con que el juego ‘Discovery’ había dejado de funcionar, aparentemente por una falla mecánica”, explica a este diario Luis Martínez, jefe de la Policía de San Juan.

“Lo primero que hicimos fue colocar un colchón inflable para preservar la integridad física de los 31 atrapados que estaban a 15 metros de altura, la mayoría cabeza abajo. En simultáneo, convocamos a los bomberos de nuestra fuerza”, detalló. “Pasaba el tiempo y la gente se ponía más y más nerviosa. La de arriba y también los familiares que estaban abajo. Algunos tuvieron que ser asistidos”, agregó.

“Entre los atrapados había niños desde 12 años y adultos de más de treinta. Lloraban, gritaban, muchos vomitaron. Tuvimos que acercar una grúa e ir sacando uno por uno”, aporta Martínez. “Hicimos todo con extremo cuidado para evitar que se lesionaran. Cuando estaban bien sujetados, los ayudábamos a descender por una cuerda hasta la colchoneta. Allí esperaban los médicos y enfermeros para revisarlos», cuenta el referente de la Policía y sostiene que «solo un niño de 14 años fue trasladado al Hospital Rawson, por los nervios y las bajas temperaturas». «Los otros fueron atendidos en el lugar, luego regresaron a sus casas”, suma Martínez y asegura que temieron “un desenlace fatal”. “Los 31 estuvieron en riesgo. Por suerte, ningún asiento llegó a desprenderse”, cierra Martínez.

 

fuente CLARIN

Comments

comments