Este lunes, cerró el concurso “Alimentos sabrosos y sin TACC”, que permitirá a la Dirección de Políticas Alimentarias confeccionar un recetario de diversas preparaciones sin gluten; el que será distribuido en toda la provincia, junto con el módulo de mercadería para celiacos, siendo un aporte más para asistir a las personas con esta patología, que se encuentran sin cobertura de obra social.

El concurso, organizado por la Dirección de Políticas Alimentarias, comenzó la recepción de recetas, que se prolongó durante 10 días y cerró este lunes 6 de mayo, con aproximadamente 70 preparaciones sin TACC; las mismas, serán publicadas en la cuenta oficial de Facebook del Ministerio de Desarrollo Humano.

El concurso “Alimentos sabrosos y sin TACC”, tiene previsto una interesante entrega de premios, para quienes al día 10 mayo reciban más reacciones (Me gusta). Los ganadores recibirán de forma consecuente con el lugar alcanzado, un horno pizzero, una amasadora y una máquina eléctrica de hacer pan.

El Gobierno de San Juan, a través de la cartera social, se encuentra adherido al programa de asistencia al celiaco, dependiente del Plan Nacional de Seguridad Alimentaria, el cual asiste a 536 sanjuaninos con patología celíaca sin cobertura de obra social que acrediten su diagnóstico a por medio de la entrega de módulos alimentarios compuesto por más de 20 productos sin TACC para que los usuarios preparen alimentos aptos para su consumo.

Importancia de una dieta libre de gluten para celíacos

La enfermedad celiaca afecta aproximadamente una de cada 100 personas, para quienes seguir una dieta libre de gluten es esencial, con el fin de preservar su salud, dado que no tienen la capacidad de digerirlo ni absorberlo.

El objetivo de esta dieta es eliminar de manera definitiva el gluten de la alimentación del celíaco, para garantizar la perfecta recuperación de las vellosidades intestinales y evitar recaídas.

La dieta sin gluten se basa en dos premisas fundamentales:

Eliminar todo producto que tenga como ingrediente
TRIGO, CEBADA, CENTENO y AVENA.

Eliminar cualquier producto derivado de estos cereales:
almidón, harina, sémola, pan, pasta alimenticia, panadería y repostería.

Es aconsejable que la dieta sin gluten se base, en la medida de lo posible, en alimentos naturales: leche, carnes, pescados, huevos, frutas, verduras, hortalizas, legumbres y cereales sin gluten (arroz y maíz); evitando, en principio, aquellos productos manufacturados o manipulados por la industria en los que no se tenga una total garantía de su composición y forma de elaboración.

Alimentos que no contiene gluten

– Leche y derivados: quesos curados y semicurados, nata, yogures naturales y

cuajada.

– Todo tipo de carnes y vísceras frescas, congeladas y en conserva al natural, cecina, jamón

serrano y jamón cocido (este último sólo de calidad extra).

– Pescados frescos y congelados sin rebozar, mariscos frescos, pescados y mariscos en

conserva al natural o en aceite.

– Huevos.

– Verduras, hortalizas y tubérculos.

– Purés de patata instantáneos, sin aromas ni sabores.

– Frutas: naturales y en almíbar.

– Arroz, maíz, así como sus derivados.

– Todo tipo de legumbres.

– Azúcar y miel.

– Aceites, mantequillas y margarinas sin fibra.

– Café en grano o molido, infusiones sin aromas y refrescos de naranja, limón y cola.

– Toda clase de vinos y bebidas espumosas.

– Frutos secos naturales.

– Sal, vinagre de vino, especias en rama, en grano y todas las naturales.

– Conservas, aceitunas.

Alimentos que contienen gluten

– Pan y harinas de trigo, cebada, centeno y avena.

– Pasteles, tartas y demás productos de pastelería.

– Galletas, bizcochos y productos de repostería.

– Productos de consumo navideño.

– Pasta alimenticia de trigo (fideos, macarrones, tallarines, etc.), sémolas de trigo.

– Higos secos.

– Bebidas malteadas.

– Bebidas destiladas o fermentadas a partir de cereales: cerveza, whisky, agua de cebada,

algunos licores.

– Productos manufacturados en los que entre en su composición, cualquiera de las harinas

ya citadas y en cualquiera de sus formas: almidones, féculas, sémolas, proteínas, etc.

– Sucedáneos de pescado y marisco

– Productos especiales para celíacos, elaborados con almidón de trigo.

Situaciones que pueden favorecer la ingesta involuntaria de gluten:

– La lectura del etiquetado de los alimentos no siempre ofrece información segura para el celíaco. –

– La contaminación con harina de trigo de alimentos que originalmente no contienen gluten.

– El gluten residual que suele contener el almidón de trigo utilizado en ciertos productos etiquetados como «sin gluten”.

Comments

comments