Las claras imágenes del video que registra el ataque al diputado radical nacional Héctor Olivares y la muerte de su amigo Miguel Marcelo Yadón causa impacto por la parsimonia de los asesinos.

El riojano Olivares (UCR) fue atacado a balazos esta mañana por dos agresores que le dispararon desde un auto estacionado a una cuadra del Congreso de la Nación: está herido e internado «en grave estado» en el Hospital Ramos Mejía. Su acompañante, funcionario de una empresa estatal proveedora de electricidad, murió.

Según fuentes policiales, el ataque ocurrió a las 6.51 en la avenida Rivadavia al 1600, entre Rodríguez Peña y Montevideo. El diputado caminaba por la Plaza del Congreso junto a Miguel Marcelo Yadón , coordinador de Obras en el Fondo Fiduciario del Transporte Eléctrico Federal, cuando -sin mediar palabra- les dispararon.

Alberto Crescenti, director del Sistema de Atención Médico de Emergencias (SAME), dijo que dos ambulancias trasladaron a ambos a un hospital cercano, donde el funcionario falleció y el diputado estaba siendo sometido a una operación quirúrgica.

Yadón y Olivares eran amigos desde la adolescencia y compartían un departamento en Buenos Aires cercano al Congreso. Ambos se encontraban realizando su rutina diaria de actividad física.

Ulises Bencina, vocero de Olivares, dijo que la cirugía a la que es sometido el legislador «se va a prolongar porque hubo proyectiles que lesionaron órganos internos».

«Héctor es una persona de diálogo… Si las investigaciones demuestran que es violencia política estaríamos en presencia de un hecho institucional gravísimo», sostuvo Bencina.

El diputado Gustavo Galván, amigo y correligionario de Olivera, atribuyó el ataque a un hecho de «corte mafioso» efectuado por sicarios y apuntó a la labor parlamentaria que realizaba su compañero en el Congreso.

Olivera trabajaba en un proyecto de ley contra los barrabravas (hinchas violentos) del fútbol argentino y era uno de sus mayores impulsores. El legislador también es titular de la Comisión de Transporte de la cámara de baja.

«Fue netamente una cuestión de inteligencia que le han hecho a Olivares para esperarlo en el lugar por donde iba a pasar», agregó Galván.

El presidente Mauricio Macri dijo que la policía federal y la de la ciudad de Buenos Aires trabajan para esclarecer el hecho. «Vamos a ir hasta las últimas consecuencias para entender qué pasó y encontrar a los culpables», sostuvo en un mensaje televisado desde la casa de gobierno.

 

Comments

comments