El Ministerio de Hacienda y Finanzas comunicó que el primer cuatrimestre de 2019 cerró con un superávit fiscal primario de $10.846 millones, en contraste con un déficit de $41.343 millones que registró en igual tramo del año anterior.

Ese desempeño le posibilitó anotar por primera vez en 8 años un resultado positivo para ese período, y cubrir con recursos genuinos parte de la cuenta de intereses de la deuda pública.

 Después de 8 años el Gobierno nacional volvió a registrar superávit fiscal primario, con ingresos creciendo a mayor ritmo que los gastos de funcionamiento del Estado

Del lado de los recursos, nuevamente volvieron a crecer a mayor tasa que el gasto de funcionamiento de la Administración Pública Nacional, se destacó en abril el cobro de las retenciones de emergencia sobre las exportaciones totales, con un aumento de más de 313%, apoyado con el aumento del tipo de cambio en 113 por ciento.

Mientras que por el flanco de los gastos volvió a sobresalir la preocupación por concentrar el destino de los escasos recursos a cubrir las necesidades de los sectores más vulnerables y con limitados ingresos, más que en continuar con un activo plan de obras públicas que por su efecto sobre el empleo suele cobrar fuerza en los años de elecciones nacionales.

Más recursos para sectores vulnerables

La partida para la Asignación Universal por Hijo tuvo un crecimiento de 102% interanual, debido al incremento del beneficio de 46% otorgado en marzo, para compensar el efecto de la brusca aceleración de la inflación en los 8 meses previos.

Asimismo, el informe de Hacienda dio cuenta de que la línea «Otras prestaciones sociales» aumentó 40,8%, con los programas «Hacemos Futuro» y «Proyectos Productivos Comunitarios», que aumentaron 55,6%. al ritmo de la inflación,  en virtud del incremento del Salario Social Complementario otorgado también en marzo.

Y entre las transferencias a provincias sobresalieron las destinadas a Desarrollo Social 490%; y Seguridad Social 92%, las cuales contribuyeron a que cada vez más estados del interior pudieran mostrar superávit fiscal, porque pueden destinar sus limitados recursos propios a obras de infraestructura, y consolidar su posición frente al electorado.

Mientras que en el orden federal el Gobierno mostró una activa ejecución de los programas de «Políticas Alimentarias» con un incremento de 213% en cabeza del Ministerio de Salud y Desarrollo Social y también en «Prevención y Control de Enfermedades Inmunoprevenibles» a cargo de la Secretaría de Gobierno de Salud, 763%, relacionado con la compra de vacunas, informaron en Hacienda.

 El mayor incremento relativo en el gasto social se registró en  Prevención y Control de Enfermedades Inmunoprevenibles a cargo de la Secretaría de Gobierno de Salud, 763%, relacionado con la compra de vacunas

Fuerte baja real en la inversión en infraestructura

Por el contrario, el gasto de capital, como internacionalmente se denomina a las partidas destinadas a la obra pública, principalmente en infraestructura del transporte, energía, vivienda, educación y agua potable y alcantarillado, volvió a mostrar en abril una notable contención, habida cuenta de que frente a una tasa de inflación de casi 56%, el monto total del mes apenas subió 8%; y en el cuatrimestre 21,8% respecto de igual tramo del año anterior. Significó sendas caídas en valores reales de 30,7% y 20,3%, respectivamente.

La devaluación y las altas tasas de interés afectaron el ritmo de las obras en infraestructura en 2019 (Presidencia)

La devaluación y las altas tasas de interés afectaron el ritmo de las obras en infraestructura en 2019 (Presidencia)

El superávit primario acumulado en los primeros 4 meses en las finanzas públicas de la Nación representó más de la mitad de la meta contenida en el acuerdo con el FMI para el semestre del año, que asciende a $20.000 millones, de ahí que se descuenta que el directorio vuelva a aprobar en julio un nuevo desembolso del Acuerdo Stand-by que fue ampliado en septiembre último.

 El superávit primario acumulado en los primeros 4 meses en las finanzas públicas de la Nación representó más de la mitad de la meta contenida en el acuerdo con el FMI para el semestre del año, que asciende a $20.000 millones

No obstante, aclararon en Hacienda, seguramente basados en los efectos negativos de las altas tasas de inflación de marzo y también de abril sobre la capacidad de compra de los sectores perceptores de planes asistenciales: «la meta puede ajustarse a la baja si 1) el conjunto de programas sociales que abarca el acuerdo con el FMI supera la línea de base fijada para dichos programas; y 2) el gasto de capital financiado con fuente externa supera la línea de base fijada para dichas erogaciones en el acuerdo».

Pero también resaltan en el equipo que encabeza el ministro Nicolás Dujovne: «venimos bajando el déficit y el gasto de manera sostenida. Cuando cierre 2019 habremos bajado el gasto en 5 puntos del PBI en cuatro años, algo sin precedentes».

En el primer cuatrimestre la ejecución del pago de intereses se ubicó en línea de la variación del gasto primario (32% vs. 29%), y el déficit financiero se redujo 12% en términos reales.

 

fuente INFOBAE

Comments

comments