El ex ministro de Hacienda y Finanzas, Alfonso Prat-Gay, brindó una extensa entrevista en la que abogó por la realización de un acuerdo político multipartidario, al entender que es la mejor herramienta para revertir la crisis económica en la que el país se encuentra sumergido.

En diálogo con los periodistas que integran la mesa de «Animales Sueltos», Prat-Gay criticó al Gobierno por no haber llevado a cabo un pacto de esa naturaleza a lo largo de su mandato. «La predisposición del Gobierno a acordar se perdió en 2017. Se perdió porque la estrategia electoral fue ‘peleémonos con el pasado, con Cristina Kirchner, porque eso nos da más votos’. Quizás la grieta te ayuda a ganar una elección de medio término, pero no te ayuda a gobernar», graficó Prat Gay.

Además, el ex funcionario indicó que el no haber logrado un acuerdo con otras fuerzas fue un factor que atentó contra un mejor desarrollo de la economía durante la gestión de Cambiemos. «El problema central que tiene Argentina tiene que ver con lo político. Creo que si hubiéramos tenido un acuerdo, nos evitábamos el acuerdo con el Fondo (Monetario Internacional). Si tuviera que elegir, me quedo con el político. Creo que el Gobierno pensó que era la manera de recuperar confianza por un camino más corto, pero no logró ese efecto», expresó.

En tanto, Prat-Gay analizó que «hay cierta desconfianza» en la voluntad del Gobierno de llegar a un potencial acuerdo en la recta final hacia las elecciones, dado que «tenía todos los elementos para hacerlo a fines de 2015, o en 2016 y no lo hizo».

Por esa razón, dijo que si la administración de Mauricio Macri realmente quisiera ampliar la coalición, «debería tener gestos muy contundentes», e indicó que los 10 puntos de consenso propuestos a principio de mes «ciertamente no lo son». «La primera alternativa sería abrir el juego a las otras fuerzas que componen Cambiemos», sugirió.

Pero el ex ministro fue más allá y dijo que, dada la desconfianza reinante hacia el espectro político, una posibilidad que funcione como «shock político» podría ser un «gabinete de unidad nacional», compuesto por miembros de distintas fuerzas, y donde el jefe de Gabinete sea de un signo político distinto al del Presidente. «Me parece que la hora exige este tipo de generosidad», aseveró.

Mauricio Macri (Nicolás Stulberg)

Mauricio Macri (Nicolás Stulberg)

Esta idea ya ha sido propuesta en el último tiempo. El precandidato presidencial de Alternativa Federal, Juan Manuel Urtubey, adelantó en diferentes entrevistas que si se impone en los comicios impulsará una reforma para que el jefe de Gabinete sea electo por el Congreso y actúe como una especie de Primer Ministro europeo.

Más allá de este planteo, Prat-Gay posó su mirada dentro de Cambiemos y destacó el documento emitido en la convención de la Unión Cívica Radical de este pasado lunes, donde se ratificó la pertenencia a la coalición pero se exigió ampliar el espacio. En contraste, criticó al Gobierno por la reticencia que hasta ahora ha mostrado con respecto a las demandas de su socio.

«(Al Gobierno) lo veo más en una posición de ‘esto es lo que había que hacer y hay que aguantar’. De esa manera no me parece que se gana una elección. Si se quiere gobernar la Argentina durante los próximos cuatro años, hay que tener un discurso consistente, y si eso implica reconsiderar las personas y las fórmulas, creo que eso es lo que hay que hacer«, explicó Prat-Gay.

No obstante, aclaró que en su visión del acuerdo nacional, la ex presidente Cristina Kirchner no tiene lugar: «No quisiera nunca que un socio de Cambiemos sea Cristina. Creo que hay un espacio en el medio al que hay que tratar de apelar. Cristina tuvo su oportunidad y además tiene sus problemas judiciales, que no se pueden obviar. Cuando se dice acuerdo, no es lo mismo que rejunte», disparó.

La UCR pidió ampliar Cambiemos (Nicolás Stulberg)

La UCR pidió ampliar Cambiemos (Nicolás Stulberg)

Pero a la vez, y nuevamente con la lupa en el proceso electoral, el ex ministro destacó el movimiento político de la ex presidente de nombrar a Alberto Fernández como su compañero de fórmula, decisión que contrastó con la continuada reticencia del Gobierno: «Lo que está faltando es un gesto del Gobierno en esa dirección. En ese sentido, el abrir la fórmula puede ser uno de los gestos. Lo que pasa es que cuanto más se tarda, mayor es el gesto que hay que hacer».

En tanto, el ex diputado de la Coalición Cívica vinculó la falta de resultados en materia económica con la imposibilidad de realizar un acuerdo. Especialmente, aseguró, esto hubiera contribuido a mitigar la inflación.

«El problema no fue ser ambicioso (con las metas), sino no animarse a usar todos los instrumentos. Uno de ellos era el acuerdo social. No hay antecedentes donde se haya bajado una inflación con alta inercia y un envión muy grande sin un acuerdo. Eso fue una mala decisión política», analizó.

A modo de conclusión respecto de este tema, Prat Gay remarcó que independientemente de cuál sea la fuerza que se imponga en las elecciones «no se va a poder gobernar sin un acuerdo político» y consideró que cuanto antes se produzca este pacto más rápido se va a salir de la crisis. «Hay que preguntarse si puede un Presidente que está buscando la reelección llamar a un acuerdo, o si tiene que hacerse desde otro lugar», reflexionó.

El ex ministro se refirió también a su gestión al frente del ministerio de Hacienda y Finanzas -que encabezó durante el primer año del gobierno de Cambiemos- y remarcó que la falta de un ministro que coordinara la política económica fue un factor de peso a la hora de explicar los malos resultados en este área.

«Cuando asumí, el ministerio estaba dividido. Y cuando me fui, se dividió aún más. En momentos de crisis y mucha dificultad económica, el manual no dice que hay que dividir. Todo lo contrario«, indicó Prat Gay, que ilustró su punto de vista con un ejemplo: «Es difícil marcar una pauta de inflación sin saber lo que va a pasar con las tarifas. Antes, el ministerio de Energía estaba en el de Economía».

Las consecuencias de este enfoque horizontal, aseveró, tuvieron consecuencias diametralmente opuestas a lo proyectado. «Ahora hay que pedirle permiso al fondo para prácticamente todo«, expresó.

Sin embargo, el ex ministro no dejó de recordar al kirchnerismo por la manera en que sus políticas condicionaron la gestión de Cambiemos y, ante las críticas de sus miembros, retrucó: «Me da gracia que los K se mofen de nosotros cuando ellos fueron los que dejaron la bomba de tiempo. Hablan del aumento de la deuda, que no es otra cosa que el deficit fiscal».

Prat Gay cerró su intervención remarcando una vez más la necesidad de lograr un acuerdo superador, pero admitió que las posibilidades de lograrlo son bajas. «Hay que dar la discusión acerca de cual es el rumbo hacia adelante. Y hasta ahora no veo a ningún candidato en esa línea. Ciertamente no veo al Gobierno hablando hacia el futuro», concluyó.

 

fuente INFOBAE

Comments

comments