Una agenda amplia con acuerdos bilaterales en materia de seguridad, defensa, energía y comercio sumado a la fuerte apuesta común por reformular la estructura completa del Mercosur y las renovadas críticas a Venezuela. Sobre esta base de coincidencias se sustentará hoy la visita del presidente de Brasil Jair Bolsonaro a la Argentina que contemplará una reunión a solas con su par Mauricio Macri en la Casa Rosada y una sesión interministerial ampliada.

Macri recibirá a las 11 a Bolsonaro con una guardia militar de honores para avanzar en lo que ambos consideran una «hoja de ruta» para la profundización de las relaciones entre Brasil y Argentina. Será así la continuidad del trabajo conjunto que ambos jefes de Estado iniciaron en enero pasado cuando el presidente argentino viajó a Brasilia para reunirse con el entonces flamante mandatario brasilero.

«Hay una amplia gama de coincidencias y temas por desarrollar en común», expresó ayer aInfobae un encumbrado funcionario del Gobierno al evaluar la expectativa que hay de parte de Macri ante la visita de Bolsonaro.
Macri mantendrá un encuentro con Bolsonaro y luego se sumarán el jefe de Gabinete, Marcos Peña; el canciller Jorge Faurie, y el secretario de Asuntos Estratégicos, Fulvio Pompeo. Y luego habrá una reunión ampliada de delegaciones con la participación de ministros y secretarios de Estado de ambos países en el Salón Eva Perón de la Casa Rosada.

Bolsonaro estará por unas pocas horas en la Argentina por lo que no se realizará una Asamblea legislativa en el Congreso en su honor. Por el contrario, al mediodía el presidente de Brasil se reunirá en el Salón de los Científicos de la Casa Rosada con autoridades del Senado y de la Cámara de Diputados de la Nación y luego con jueces de la Corte Suprema de Justicia.

Hacia el mediodía Macri y Juliana Awada agasajarán al presidente Bolsonaro y a la primera dama brasileña, Michelle Bolsonaro, con un almuerzo en el Museo Casa Rosada durante el cual ambos Jefes de Estado hablarán al momento del brindis.

Para ese entonces, todo indica que los presidentes de Brasil y Argentina ya habrán rubricado un listado amplio y ambicioso de acuerdos bilaterales.

Según adelantaron a Infobae funcionarios cercanos a Macri, entre los acuerdos ya cerrados anoche se encontraba uno muy relevante relacionado con bioenergía y biocombustibles que apunta a potenciar la cooperación y el comercio conjunto entre ambos países en estos productos.

A la vez, se prevé una declaración conjunta sobre «una visión digital común», la firma de un memorando de entendimiento sobre el intercambio de energía; la firma de un acuerdo de cooperación e intercambio de experiencias en materia de planificación territorial e infraestructura; una declaración de intención y cooperación en industria para la defensaque prevé a la vez ejercicios conjuntos de las Fuerzas Armadas de ambos países y un acuerdo entre los Ministerios de Seguridad para «reforzar la cooperación internacional en la lucha contra el narcotráfico y el terrorismo» en las fronteras además de un trabajo conjunto de las policías de Brasil y Argentina para frenar la violencia generada en el marco de eventos deportivos.

Bolsonaro y Macri en Brasilia, durante la reunión que ambos mantuvieron en enero

Bolsonaro y Macri en Brasilia, durante la reunión que ambos mantuvieron en enero

En materia de comercio bilateral, la apuesta de Macri es avanzar con Bolsonaro en la ampliación del flujo y destrabar complicaciones arancelarias. Es que según datos de la fundación Ecolatina, el comercio bilateral de bienes con Brasil volvió al terreno negativo (USD -127 millones) luego de cinco meses en la zona de equilibrio y leve superávit. Esto fue producto de importaciones que suavizaron su contracción tras la estabilidad del tipo de cambio y algo más de claridad en cuanto a la contienda electoral argentina que habrían estimulado el nivel de actividad en mayo.

El otro gran tema que se tratará en la reunión de hoy entre Bolsonaro y Macri es una propuesta de reforma integral del Mercosur.

Ambos presidentes coinciden en la necesidad de que el bloque regional sea menos burocrático, más flexible a la hora de establecer acuerdos comerciales unilaterales con otros países entre los socios miembros del Mercosur y un esquema más accesible de aranceles de productos extra bloque.

La intención de Macri y Bolsonaro es que se prepare el terreno para que en la cumbre de presidentes del Mercosur que se hará en julio en Santa Fe haya una fuerte embestida de Brasil y Argentina con los otros socios del bloque como son Uruguay y Paraguay a fin de avanzar rápidamente en estas reformas.

Por otra parte, todo indica que ambos presidentes reiterarán una renovada crítica al régimen de Nicolás Maduro y exigirán la reestitución de la democracia en Venezuela. Parte de esto también será la idea de que Brasil y Argentina intensifiquen la ayuda humanitaria al pueblo venezolano.

 

fuente INFOBAE

Comments

comments