Dante Sica, ministro de Producción y Trabajo, decidió ayer no homologar el aumento salarial del 23% por seis meses que habían acordado este martes el gremio de camioneros y la Federación de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas (Fadeeac), grupo que nuclea a unas 50 cámaras del sector transportista en todo el país.

El convenio

El sindicato que lidera Hugo Moyano y la entidad empresarial a cargo del chubutense Mario Eliceche debieron dejar el acuerdo en la mesa de entradas ministerial.

La cartera que encabeza Sica justificó ayer su decisión por considerar que el acuerdo no cumplía con las condiciones impuestas por el Ministerio.

Concretamente, la paritaria se había cerrado por seis meses y este plazo contradecía los acuerdos salariales anuales con aumentos de entre el 28 y el 30% que mantiene el Gobierno con otros sindicatos, como la Unión Obrera Metalúrgica, que dirige Antonio Caló; los gastronómicos, de Luis Barrionuevo, y el Sindicato de Empleados de Comercio, de Armando Cavalieri.

«Camioneros cerró un acuerdo por fuera del ámbito del Ministerio. Se les recibió el acuerdo por mesa de entradas y se le va a realizar el control de legalidad correspondiente, previo a su homologación», indicaron a LA NACION fuentes del ministerio que conduce Sica. Además, destacaron que la no homologación de ninguna manera implica que el acuerdo haya sido rechazado.

El convenio colectivo que firmó anteayer el gremio de los camioneros incluía también una cláusula de revisión en enero del año próximo. No solo se negociaría el tramo restante de aumento salarial, sino también el bono de fin de año y otras modificaciones ligadas a cuestiones como la antigüedad y las horas extras.

Camioneros cuenta con casi 200.000 afiliados y es uno de los gremios más importantes, por su fuerte influencia sobre los costos de producción.

 

 

fuente LA NACION

Comments

comments