Hacer campaña y tratar de consolidar un acercamiento al sector del peronismo que no manifestó su adhesión a la fórmula Fernández-Fernández. Con ese doble objetivo, el candidato a vicepresidente del oficialismo, Miguel Pichetto , y el ministro del Interior, Rogelio Frigerio , hicieron ayer la primera escala de su «gira» por las provincias del país.

El senador y el ministro viajaron a La Rioja para una inauguración de obras, una excusa para enviar un mensaje con espíritu electoral y para acercarse a los referentes peronistas que no seguirán el camino del gobernador Sergio Casas .

El mandatario riojano ya se encolumnó detrás de la fórmula de Alberto Fernández y Cristina Kirchner: celebró el binomio por redes sociales y viajó a Buenos Aires para fotografiarse con el candidato presidencial del kirchnerismo.

Pero el Gobierno logró en La Rioja cerrar un acuerdo con el PJ del intendente de la capital, Alberto Paredes Urquiza: la lista de diputados nacionales de Juntos por el Cambio en esa provincia irá encabezada por Felipe Álvarez, un hombre del riñón del intendente peronista. Como candidato a gobernador, la coalición de Mauricio Macri llevará al radical Julio Martínez.

«En esa provincia tuvimos un cierre muy amplio, que nos da volumen político para hacer un buen papel en la elección», señalaban ayer en el Gobierno.

«El Gobierno ha consolidado el federalismo en la Argentina», dijo Pichetto desde La Rioja, donde recorrió las obras de infraestructura urbana que la Nación hizo en el barrio Loteo San Nicolás y las obras de infraestructura del río Tajamar.

Junto con Pichetto, Frigerio había recibido la semana pasada en su despacho a un grupo de peronistas riojanos encabezados por Paredes Urquiza y acompañados por el embajador en Perú, Jorge Yoma.

Junto con él caminó Frigerio, el ministro responsable de transferir los fondos a las provincias. Casi todos los distritos del país llegarán a las elecciones de este año con un superávit en sus cuentas.

«En las próximas elecciones se juega un desafío muy importante en la Argentina, como es consolidar un proyecto democrático y un proyecto de distribución de recursos federales como nunca se vivió en la Argentina. Juntamente con el ministro del Interior hemos trabajado en consolidar el federalismo. Antes las provincias estaban sometidas a la discrecionalidad del poder», indicó Pichetto.

Gira electoral

Con el viaje de ayer, Pichetto y Frigerio reactivaron la gira electoral que habían suspendido el domingo pasado.

Los cierres de listas, centralmente los de la provincia de Buenos Aires, habían dejado herida a la llamada «ala política» de Cambiemos, encarnada en el presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó; en Frigerio, y en el recientemente incorporado Pichetto.

Lo que alteró los ánimos fue que la gobernadora María Eugenia Vidal repartiera los lugares en las listas entre candidatos que responden a su núcleo duro y postulantes de los dos históricos aliados de Pro: el radicalismo y la Coalición Cívica.

A favor de ampliar los acuerdos políticos, el sector «prorrosca» del oficialismo interpretó que se vio afectado el mensaje de apertura política que se había construido con la incorporación de Pichetto al binomio presidencial.

Aunque no dejaron trascender los motivos, sugestivamente Frigerio y Pichetto suspendieron el domingo pasado el viaje que tenían previsto para visitar dos provincias patagónicas.

Pero ayer el senador y el ministro reactivaron su agenda por el interior del país. Al viaje a La Rioja se sumaría el domingo una visita a Salta, y no se descarta también una escala en Tucumán.

Con sus recorridas por las provincias, Pichetto toma la delantera de la campaña nacional del oficialismo, que ganará más impulso cuando Mauricio Macri y el jefe de Gabinete, Marcos Peña, regresen de Japón.

Ayer, el candidato a vicepresidente confirmó su rol político dentro de la coalición oficialista.

Señaló en La Rioja que «el desafío de la Argentina es construir caminos de grandes acuerdos nacionales para sacar al país definitivamente de la crisis».

 

 

fuente LA NACION

Comments

comments