Ourrió el 7 de septiembre de 2018, cuando un hombre se acercó a la mesa que ocupaba Alberto Fernández y le gritó: «Ladrón, chorro, vos defendés a la chorra, hijo de p…». Según el relato del candidato kirchnerista, el desconocido lo insultó y posteriormente comenzó a gritar que había sido golpeado, cosa que el político desmintió. Las imágenes del video obtenido por PERFIL, son sin embargo contundentes y desmienten las declaraciones de Fernández: increpado por un desconocido en el local gastronómico «La Cabaña», fue el político quien se levantó de su silla y lo empujó con violencia.

«Andate, andate, dejame tranquilo», fueron las palabras que pronunció Fernández ante el ataque, según su propio testimonio. «Yo nunca le pegué ni le pegaría a nadie. No es mi estilo, no lo fue ni lo será», dijo el actual candidato kirchnerista a la presidencia. El exjefe de Gabinete, que se encontraba ese día comiendo en un restaurante del barrio de Puerto Madero, relató posteriormente: «Venía directo a pegarme; me acerco y me golpea con su hombro en mi cuerpo y se cae al piso». Según su reconstrucción del incidente, Fernández contó que el agresor lo empujó y se cayó al piso para simular que él le había pegado: «Estaba comiendo ahí, empezó a insultarme, me seguía, me invitó a pelear», relató a PERFIL. «Yo me levanté y me acerqué, y el señor, cuando me aproximo, me da un empujón con el hombro, se tiró al piso y empezó a gritar ‘me pegó, me pegó, me pegó'». «Creo que había tomado, erró al tirarse, calculó mal y se golpeó la cabeza”

«Cuando vio me que me paré, me dijo: ‘Ah, ¿me querés pegar?», pero le dije que la corte y que se vaya», dijo Fernández en declaraciones a Todo Noticias. Comienza a gritar que yo le había pegado», dijo Fernández a Infobae. «Todos los presentes le pedían que finalizara con ese acto porque nadie lo había tocado pero seguía gritando y estaba claramente alcoholizado», acusó. El hombre empujado por Fernández fue atendido en lugar por un médico que estaba presente y tenía un golpe y un corte en la cabeza. Entrevistado por este medio en ese momento, Fernández dijo días después de ocurrido ese episodio: «Debe ser un señor cercano al Gobierno o un loco suelto». “Quiero que ese hombre termine preso, bueno, juzgado. Fue una actitud absolutamente violenta, incomprensible e injustificable”, reclamó. Ante la repercusión que tuvo la difusión del video por parte de PERFIL, voceros de Alberto Fernández dijeron que querían hacer una aclaración: «El hombre insulta a los gritos mientras estaba con su mujer. ‘El señor’ que se tira al piso no quiso impulsar la denuncia a pesar de que fue convocado por el fiscal para que lo haga. Y eso fue porque él armo todo el quilombo y estaba borracho. Estuvo cinco minutos parado delante de Alberto y la señora insultando . La causa se archivó sin que este señor le imputara nada. La hija se acercó luego a pedir disculpas y el tipo no quiso hacerlo cuando se vio grabado».

Fuente: perfil

 

Comments

comments