Talleres comunitarios: motor de nuevas oportunidades laborales

La Dirección de Talleres Comunitarios del Ministerio Desarrollo Humano y Promoción Social, trabaja para ampliar y consolidar la formación de grupos de emprendedores, capacitándolos en distintos ámbitos y permitiéndoles, por medio de herramientas comerciales, favorecer su inserción en el mercado laboral.

En la actualidad, son 750 los Talleres Comunitarios, distribuidos en toda la provincia, que buscan dar conocer sus emprendimientos, consolidarlos y convertirlos en nuevos motores productivos de la economía regional, bajo el propósito de garantizar la economía familiar.

Ana María Silva, es diseñadora gráfica y una nueva emprendedora, que junto con su hermana Mónica, se iniciaron con “AMO”, un proyecto de regalos innovadores y personalizados para fechas especiales; hace un año participan de las distintas ferias, que reciben como una gran oportunidad para mostrar sus ideas. Con enormes expectativas y una sonrisa notable, Ana María, acompañada de su pequeño hijo, comenta que “cada trabajo es único y siempre hay una historia detrás de cada pedido que nos satisface recordar”.

“Valencia”, es un emprendimiento familiar que se presentó por primera vez en una Feria de Talleres Comunitarios. En la previa del Día del Amigo, exponen sus trabajos en maderas, cajas, cuadros, artesanías diversas, objetos sublimados, con delicadeza y buena presentación hicieron su debut, con la misma ilusión que cada uno de los emprendedores, de encontrar la salida laboral que necesitan como familia para salir adelante.

Verónica García, junto a su hija Lorena y su tía Silvia, trabajan en el taller con entusiasmo, “apuntamos a tener una fuente de trabajo, a que la gente pueda ver lo que hacemos y que podamos ir creciendo un poquito, con esto que tanto nos gusta, para así poder enfrentar la situación y ayudar en casa”.

“Mi emprendimiento es, “Dulzuras Caseras”, libres de gluten, comencé hace aproximadamente un año y medio, motivada por la ausencia de estos productos en las ferias que visitaba”. De esta manera, Alicia Molina, de forma comprometida con aquellos que, como ella, tienen celiaquía, realiza todo tipo de masas dulces, galletería, pastas frescas, analizados bromatológicamente. “Tengo el Certificado de Manipulación de Alimentos, y mis productos los ofrezco en las distintas ferias que se realizan en la provincia, siempre pensando en brindar un producto sabroso y accesible en cuanto a sus costos”.|

El trabajo es la mejor herramienta para desarrollar y fortalecer las capacidades de las personas. En este sentido, el Ministerio de Desarrollo Humano, impulsa políticas productivas que promueven la cultura del trabajo. Continúa generando cadenas o proyectos integrales de desarrollo local que produzcan movilidad social ascendente.

Comments

comments