El candidato a presidente por el Frente de TodosAlberto Fernández, se reunió con dirigentes del radicalismo alfonsinista, y dijo que él también es «resultado» de la figura del expresidente radical Raúl Alfonsín, de quien destacó que «siempre puso a la política en el mejor de los lugares y siempre respondió con política a cada desafío».

Fernández encabezó un encuentro con dirigentes del radicalismo alfonsinista en el Club Lalín, un reducto porteño vinculado a la UCR, donde también estuvieron el candidato a jefe de Gobierno porteño del espacio, Matías Lammens, y su compañera de fórmula, Gisela Marziotta.

«Uno es resultado de muchas cosas, y yo soy también el resultado de Alfonsín», expresó Fernández durante su discurso, y planteó que el expresidente fue «un hombre que siempre puso la política en el mejor de los lugares y siempre respondió con política a cada desafío».

En esa línea, ponderó que Alfonsín «siempre se plantó diciéndoles a los argentinos, con franqueza, lo que correspondía», y, a modo de ejemplo, citó: «Un día se subió a la Sociedad Rural a explicar lo que tenía que explicar y un día se subió a un púlpito a explicar lo que tenía que explicar».

De esta manera, recordó cuando en 1988 el exmandatario replicó críticas en una inauguración de La Rural y el episodio de un año antes cuando le respondió al entonces vicario castrense monseñor José Medina en una misa de homenaje a soldados caídos en la guerra de Malvinas.

«Lo que Alfonsín enseñó», sostuvo Fernández, es que «uno solo tiene un compromiso con la gente y sus ideas, y esa es la mejor política que se puede hacer».

En otro tramo de su elogio a Alfonsín, rescató que el expresidente decía que la democracia era «el canal ideal para encontrar solución a los problemas». «Cuando nuestro mandato termine, se estarán cumpliendo 40 años de (el retorno de) la democracia», resaltó.

Según enfatizó, «el mejor homenaje a Alfonsín» al cabo de esa eventual gestión es que en la ciudadanía quede firme el concepto que acuño el líder radical de que «con la democracia se comía, se curaba y se educaba».

Del acto participaron el legislador porteño Leandro Santoro, organizador del encuentro; el secretario general del gremio La Bancaria, Sergio Palazzo; el diputado Leopoldo Moreau; el exgobernador de Misiones y actual senador Maurice Closs; el gobernador electo de Tierra del Fuego, Gustavo Melella, de Forja; y el jefe de esa agrupación y exfuncionario kirchnerista Gustavo López.

La cena en el restaurante ubicado en Moreno 1949, cerca del Congreso, reunió a unos 400 dirigentes radicales, indicaron fuentes de la organización.

 

 

 

fuente LA NACION

Comments

comments