El episodio del titular de la UIA con el presidente Macri de hoy demuestra algo más profundo: cierta lejanía de los industriales con Macri. Lo cual responde a varias razones. Una de ellas es esta política de «anunciar apertura económica» de parte del Gobierno, lo cual ha provocado mucho temor entre los industriales argentinos.

  • Ellos están acostumbrados a una economía cerrada, donde son casi los únicos proveedores para los argentinos. Y, a veces, los productos no son buenos ni baratos. Otra razón, que nunca van a confesar los industriales, es la Causa de los cuadernos. Ahí han caído empresarios industriales muy importantes. A ellos les molesta que el Gobierno no haya hecho nada para defenderlos. ¿Pero qué podía hacer Macri que no fuese cuestionado, para salvarlos de una investigación judicial?
  • El presidente de la UIA, Miguel Acevedo, esencialmente se pronunció a favor del candidato Alberto Fernández. Que el sector haya tomado partido ya es muy extraño y paradójico porque esto sucede bajo la presidencia de un líder que tiene en su historia haber sido un empresario importante del país. Haber sido «uno de ellos».
  • Tal vez eso es lo que confundió a los empresarios: quizá pensaban que el camino iba a ser más fácil si llegaba uno de ellos y tal vez eso no sucedió. Además, como Macri los conoce, los trata como que los conoce. Distinto a, por ejemplo, Sergio Massa, que trata a los grandes empresarios con cierta reverencia.
  • Lo fundamental que tenemos hoy es que, estos poderes fácticos (tanto las patronales empresarias como los sindicatos) han tomado partido por el candidato peronista y no por Macri.
  • Otro aspecto a remarcar es el fallo de la Corte contra Macri. ¿De qué se quejan las provincias? De que van a recibir menos coparticipación porque Macri bajó el IVA a la canasta básica y el impuesto a las ganancias. ¿Son peronistas? Los que más consumen la canasta básica son los más pobres, lo cual forma parte del discurso histórico del peronismo.
  • Hay cosas que el peronismo hace impunemente que a otro partido no se le permitiría nunca. Si Macri protestara porque le bajan el IVA a la canasta básica, le dirían insensible, empresario, rico. Los gobernadores peronistas lo hacen y nadie se queja. Esto es una contradicción histórica. Salvando a Juan Schiaretti de Córdoba, que no se prestó a esto, esta actitud muestra a un peronismo que puede servir para cualquier cosa impunemente.
  • La Corte Suprema, por su parte, argumenta que el Presidente debió mandar un proyecto de ley al Congreso, porque eso no se puede hacer por DNU al ser una cuestión impositiva y al estar modificándose la ley de coparticipación. Un argumento válido, pero si fuese así, deberían haber declarado inconstitucional la decisión de Macri. No hicieron eso, la declaran válida, pero dicen que la Nación tiene que hacerse cargo de lo que tienen que pagar las provincias. No declararon inconstitucional el decreto. ¿Por qué? Por la impopularidad que eso hubiese generado. Es un populismo judicial. La Corte ha sido coherentemente antimacrista.

 

 

fuente LA NACION

Comments

comments