El falso abogado Marcelo D’Alessio ofreció al dirigente ultra K Luis D’Elía colaborar ante la Justicia para “hundir a (Mauricio) Macri y sus traidores” en una desopilante carta que le envió hace unos 30 días y salir en los medios K a denostar al macrismo. Negó haber sido un «sionista pro Israel» pese a que, aseguró, “ocho misiones comandé en Afganistán, Paquistán, Cisjordania, Líbano y la última fue en Libia” sin dar más detalles.

En un sorpresivo cambio de posición, D’Alessio pidió el martes al fiscal federal de Dolores Juan Pablo Curi pasar a ser arrepentido en la causa abierta por la denuncia por extorsión del “productor agropecuario jubilado” Pedro Etchebest. Y el fiscal lo citó para el 3 de diciembre a fin de evaluar si dar información relevante que le permite negociar una reducción de la pena.

El miércoles, el sitio web “ADN periodismo federal” publicó una desopilante carta del procesado por supuesto espionaje ilegal, extorsión, coerción y lavado de dinero por parte del juez federal de Dolores, Alejo Ramos Padilla. Una persona que lo conoce confirmó a Clarín que la carta está escrita con su letra manuscrita.

En la nota D’Alessio le propone a D’Elía, preso y condenado por la toma de la comisaría de la Boca en el 2004, “lograr un acuerdo integral, siempre y cuando quede claro que soy un activo suyo a partir del mismo”.

“Tendría que entrevistarme con un operador judicial suyo y que sea el interlocutor válido para terminar por hundir a Macri y sus traidores”, agregó el ex director de ENARSA entre el 2010 y el 2012 y antes, vocero del gobernador de Formosa, Gildo Insfrán.

Recordó la frase de Perón “a los enemigos ni Justicia” y señaló a “(Patricia) Bullrich, (Elisa) Carrió, (Carlos) Stornelli, (Silvia) Majdalani (AFI), (Daniel) Angelici (AFI), Jaime (ex SIDE), Bogoliuk (ex SIDE y ex AFI y quien debía entregarle la Glock 9 mm a Nisman), (Daniel) Santoro”. Son “solo algunos de quienes no pueden escapar ni a mis pruebas, ni a mi memoria”, advirtió

“Ojalá encuentre el interlocutor válido para poder iniciar una nueva etapa trabajando bajo sus iniciativas”, agregó.

Luego le dijo crípticamente a D’Elía “no se preocupe por la causa de gas oil de ENARSA que pretende continuar Bonadio. Ya hubo un perito que cometió un “error” garrafal con el GNL. Tranquilo. Es mi palabra”.

“Me han ofrecido U$ 6 M para hablar. Eso no me garantiza la falta de mérito en la Cámara Federal de Mar del Plata ni en el juzgado de Luis Rodríguez”, acotó sin especificar a qué se refiere.

Después, se ofreció a “salir en los medios que me indiquen y que sienta el macrismo que a partir de ahora seré un activo del Frente. O que siempre lo fui: ahí hay más de una que se va a ir del país”. Entre el 2010 y el 2013 manejó un auto de Turismo Carretera con la publicidad de 6-7-8 y Aerolíneas Argentinas y hacía declaraciones apoyando al kirchnerismo.

La carta escrita con letra manuscrita desde la cárcel de Ezeiza, donde se encuentra detenido desde febrero, dice que “no me inmuta las imputaciones de Ramos Padilla ni de Luis Rodríguez. Trabajan, equivocados o no con algo se que llama convicción”.

Sin embargo, “lo que sí duele es la Traición de los propios. De parte de quienes he sido comisionado para capacitar, brindar información actualizada e incluso limpiar basura”.

En la misiva propone también “generar daño a los traidores, ayudar a los que fueron procesados en la causa cuadernos en la que fuera imputada la presidenta Cristina Kirchner y con quienes se formó”.

“Aranguren, Hugo Balboa, Angelo Calcaterra y si hablan de los responsables de la constitución societaria de Fly Bondi en Londres”, aseguró que se llegaría al presidente Macri.

Más adelante, afirmó que es una de las tres personas del país que más sabe de narcotráfico y terrorismo. “Lamento que ahora, la ministra Bullrich haya señalado que casi no me conoce cuando no sólo le adelanté Itatí, los 2.000 kg de cocaína de la Bobina, sino que para su desgracia aparecieron fotos mías coordinando el G 20 o entregando a Pérez Corradi”, aseguró.

Le aclaró a D’Elía, conocido por su apoyo a Israel y denunciado por antisemitismo, que “haya sido formado en los Estados Unidos no me convierte en un sionista pro Israel”.

“Ocho misiones comandé en Afganistán, Paquistán, Cisjordania, Líbano y la última fue en Libia”, aseguró sin dar más detalles quien se presentaba como «agente de la DEA», aunque la embajada de EE.UU. aclaró que nunca trabajó para el gobierno norteamericano.

En el 2011, “me indicaron que audite la empresa argentina ENARSA, no por sobreprecios locales sino por un tema estratégico vinculado a PDVSA y al gobierno Venezolano. Lo de ENARSA era un descanzo (SIC) y realmente me lo disfruté”. En ENARSA fue nombrad por el gobierno de Formosa y por el actual ministro de la Corte de Justicia de esa provincia, Ricardo Cabrera.

 

 

fuente KLARIN

Comments

comments