El Senado publicó hoy un comunicado en su página oficial en el que intenta desmentir una noticia publicada horas antes por LA NACION, a pesar de que toda la información allí consignada es cierta y refiere a una acción de la defensa de la vicepresidenta Cristina Kirchner en la causa sobre supuesta corrupción en la obra pública.

«Una vez más, LA NACION engaña a sus lectores» se titula el texto que se difundió, además, por la cuenta oficial de la Cámara alta (@SenadoArgentina), con apariencia de un pronunciamiento institucional del cuerpo que conduce la vicepresidenta. Allí se cuestiona la forma en que se tituló la nota: «Cristina Kirchner pidió que la OA y la UIF no intervengan más en el juicio por presunto fraude en la obra pública». Según el comunicado, «Cristina Fernández de Kirchner no realizó ninguna presentación sino que adhirió, como también lo hicieron otras defensas, a un pedido realizado por Mariano Fragueiro Frias, abogado de uno de los imputados en la causa».

Toda esa información aparece detallada en el artículo. El propio comunicado del Senado reconoce este punto. Pero pretende sostener que «adherir a un pedido» de otro de los involucrados no significa «pedir». Por el contrario, con la adhesión la defensa de Cristina Kirchner hizo propio el pedido de Fragueiro y apunta a la misma estrategia procesal: que los representantes de la Oficina Anticorrupción (OA) y la Unidad de Información Financiera (UIF) dejen de impulsar las querellas.

Rechazo opositor
La situación generó el rechazo de la vicepresidenta de la Cámara alta, Laura Rodríguez Machado (Pro-Córdoba), que calificó la conducta de Cristina Kirchner como «un abuso de poder».

«La utilización para plasmar posiciones políticas de las cuentas oficiales del Senado es claramente un abuso de poder», sentenció la legisladora.

Rodríguez Machado no descartó la posibilidad de plantear la queja en el recinto en una próxima sesión. «Como vicepresidenta de la Cámara quiero ver si esto continúa, porque no se pueden usar herramientas institucionales como un arma política», agregó. «Además, no hay que olvidar que el Senado es un cuerpo colegiado y como tal debe funcionar, no tengo dudas que esto va a generar alguna respuesta institucional», adelantó, en referencia al interbloque de Juntos por el Cambio.

El responsable del área de prensa del Senado es Hernán Reibel, quien se desempeña como vocero de Cristina Kirchner desde hace varios años y la semana pasada fue designado director general de Comunicación de la Cámara alta.

Una situación similar se registró el viernes, cuando se usó la página oficial de la Cámara alta para intentar desmentir una nota de Clarín que consignaba que el Senado pagará $400.000 de viáticos y pasajes al custodio que acompañará a Cristina Kirchner a Cuba.

Fuente: La Nación

Comments

comments