Luego de que el Gobierno oficializara un adelanto de 4 mil pesos para los trabajadores privados, desde la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME)​ reconocieron dificultades para hacer frente al pago y advirtieron que el «60 por ciento de las Pymes» siguen perdiendo dinero.

«Nosotros hemos planteado que hay que segmentar. No es lo mismo una mediana empresa de la Ciudad de Buenos Aires que una empresa del interior profundo, del sector aceitero o de la industria del calzado, que está muy afectado. Hay que segmentar por zona y tamaño de empresa. Hay que darle alguna solución o asistencia crediticia a ese pequeño productor para hacer frente a esta recomposición salarial», afirmó Pedro Cascales, vocero de la entidad.

«Nosotros no estamos en contra de la recomposición, estamos alertando que hay un 60% de pequeñas empresas que están perdiendo dinero y que tienen que tener una salida para hacer frente a esta recomposición en un momento en que la actividad no termina de repuntar. Hay muchas empresas que se quedaron sin colchón», agregó en diálogo con Radio La Red.

Cascales reconoce, sin embargo, algunas de las medidas que tomó el Gobierno: «A nadie le gusta que le aumenten los impuestos, pero son medidas tendientes a estabilizar la macroeconomía e intentar bajar la inflación y renegociar con los acreedores para luego trabajar con medidas más de fondo. Y en el caso de las Pymes, la moratoria da un alivio importante en el corto plazo«.

De todos modos, cuestionó la doble indemnización: «La Pyme por lo general no despide, pero una doble indemnización en una situación crítica le puede agravar el problema».

El viernes, el Gobierno oficializó un aumento de salarios de 4 mil pesos para los trabajadores del sector privado, que serán a cuenta de futuras paritarias, y ratificó que esta semana se anunciará un esquema «muy parecido» de incremento para los trabajadores estatales y los docentes.

«Este decreto trata de recuperar el poder adquisitivo de los salarios más postergados. Es un incremento salarial, no es un bono ni un pago extraordinario. Estamos poniendo un piso a las paritarias de 2020», explicó el ministro de Trabajo, Claudio Moroni.

 

 

fuente KLARIN

Comments

comments