26 noviembre, 2020

FM Cosmos

Últimas noticias de San Juan, Argentina hoy

Dos médicos montaron una mini terapia en un vuelo que venía de España por un argentino grave con síntomas de la pandemia

Un pasajero de más de 70 años, que había tenido síntomas compatibles con coronavirus, abordó un avión en Madrid, España, con destino al Aeropuerto Internacional de Ezeiza y se descompuso. Afortunadamente, el trabajo conjunto de dos médicos que se encontraban entre los pasajeros y de la tripulación le salvó la vida.

Según contó a TN Federico Riorda Marún, un médico cordobés que atendió al pasajero descompensado, el hombre pasó el control de temperatura que les hicieron antes de abordar el avión y no habría informado que tenía síntomas, pero a la hora de estar en vuelo comenzó con una insuficiencia respiratoria grave.

«Llevabamos una hora de vuelo cuando la tripulación da aviso de que había un paciente que estaba descompuesto y pide un médico. Yo tenía la azafata a mi lado, le aviso que soy médico y cuando llego me encuentro con que ya lo estaba atendiendo el doctor Atum, de Rosario. Quedó en manos de él y al rato me pide la jefa de cabina si le puedo ir a dar una mirada para tener una segunda opinión. Es ahí donde con el doctor lo evaluamos juntos, coincidí en todo lo que él había visto: el paciente estaba con una insuficiencia respiratoria grave, no le entraba oxígeno al cuerpo», detalló el doctor.

El hombre había viajado con la esposa y dos familiares más, los cuales fueron llamados por los doctores, ya que el paciente no respondía y estaba en un estado de somnolencia que solo reaccionaba al dolor. «Era un cuadro moderado que necesitaba una intervención rápida que fue lo que comenzó a hacer este médico (Yair Atum) que le puso oxígeno y un diurético», señaló el médico cordobés.

Según les explicó la familia, el paciente tenía problemas cardíacos por lo que lo que le sucedía podía tener que ver con una descompensación cardíaca. «Al preguntarle a la familia nos enteramos de que el paciente hizo fiebre una semana, que estuvo con paracetamol de 1 gramo cada seis horas, tres días previo empezó con dificultad respiratoria, tos y agitación, pero no consultó a ningún médico», explicó Riorda, y agregó: «En el contexto de la pandemia obviamente lo que sospechamos era una infección por Covid-19. Por eso, decidimos activar el protocolo en la aeronave para que avise en tierra que teníamos un caso sospechoso».

Los doctores Riorda y Atum tuvieron una charla con el Capitán del avión y éste les informó que aun faltaban 8 horas para llegar a Buenos Aires, que se podía hacer un aterrizaje de emergencia en Río de Janeiro, dos horas antes, pero que volver a España era imposible ya que no los iban a recibir.

En medio de la desesperación, los médicos se arreglaron con lo que tenían y armaron «una mini terapia» en el asiento, además de darle barbijos a las personas que viajaban junto al caso sospechoso de Covid-19. «Le colgamos el tubo de oxígeno y tuvimos que improvisar una bigotera con lo que teníamos porque la máscara no era suficiente», contó Riorda.

Según el doctor cordobés, el resto de los pasajeros no se alertó porque el trabajo con el paciente fue muy sutil. «Hasta ese momento fue como una atención médica más, los pasajeros tomaron conciencia cuando vieron que había una ambulancia en pista y subió la gente de Sanidad de Ezeiza», aclaró.

«Sin el trabajo en conjunto con este médico y con la tripulación el señor no hubiera llegado con vida a Argentina», concluyó Riorda.

 

TN

Comments

comments