28 noviembre, 2020

FM Cosmos

Últimas noticias de San Juan, Argentina hoy

» NUNCA SE DEJA DE SER BLOQUISTA «

Dirigente como la palabra y la significación lo dicen es el guía en cualquier grupo donde se necesite de esa capacidad , el cual no se demuestra secuestrando un poder sino haciendo el cambio en los que dirige. Dirigente es aquél al que se perdió en el camino lo hizo volver con una sola palabra, como epifanía de la sabiduría del que está convencido y convence.

En mi niñez como único niño entre mayores siempre escuché discusiones de futbol y acaloradas peleas sobre política, el mundo se partía al medio cuando mis tíos peleaban sobre su amor por el Bloquismo y otros por el Justicialismo, por supuesto en esos tiempos los bloquistas ganaban a pesar de la mirada firme de mi abuela que no le gustaba que se pusieran a pelear pero vaya que era precioso ver, ser testigo de los argumentos esgrimidos por ambos bandos, las chicanas y después tratar de corroborar que la pequeña seguía siendo del partido de la estrella, y si…lo era.

Crecí con esa admiración, con la esperanza joven mía y la de Javier que daba rumbo a nuevos horizontes necesarios para cualquier democracia saludable pero todo se truncó.

Años después y luego del letargo su hermana Graciela toma el partido como se toma un arma y las desvanece, haciendo trizas años de una militancia silenciosa, guardada solo de pasiones con las que se crece, ella me hizo dar el portazo no querer más mi partido Bloquista, porque lo prostituyó al punto que ya no fuimos vencedores sino segundos o meros acompañantes.

Ya pasaron décadas y alejada del trajín de este partido un día comenté con desgano a Luis lo que pasó, la historia de mi familia, que sin ser afiliada me había retirado y él solo me dijo » NUNCA SE DEJA DE SER BLOQUISTA » y por primera vez, desde hace años me dejaron callada y era verdad, el dolor de lo que pasó con el partido la significancia de un amor malogrado, el recuerdo del fuego que atravesaba a mis tíos, el hogar de mi abuela lleno de pasión, y es verdad nunca dejé de ser bloquista. Desde ese momento empecé a buscar el hilo conductor que había perdido hace décadas y le dije como respuesta a Luis, » ESO ES SER DIRIGENTE » , tuviste la capacidad de hacerme ver con una sola frase lo que había oculto.

El Bloquismo busca resurgir, su militancia ruge furiosa por ese poder que reside en cada uno de ellos y que tiene a un comandante, ese que con su propio hambre de lucha desea llevar la estrella arriba y que vuelva a ser lo que todos recordamos.

 

Editorial por Natalia Vargas

Comments

comments