FM Cosmos

Últimas noticias de San Juan, Argentina hoy

Moyano contra Walmart: fracasa la conciliación y se agrava el conflicto

El gremio pide que indemnicen y recontraten a 500 empleados y la empresa lo rechaza. El Gobierno prorroga la tregua una semana, pero prevalece el pesimismo.

Finalizada la frágil tregua de 15 días hábiles, las negociaciones entre Walmart y el gremio de Camioneros continúan trabadas y el conflicto se agrava. Este lunes, en una reunión de apenas 3 minutos, la compañía que hoy pertenece a Francisco De Narváez y el sindicato de Hugo Moyano no lograron acercar posiciones y si bien el Ministerio de Trabajo extendió la conciliación obligatoria una semana más, en ambas partes prevalece el pesimismo.

La pelea tiene como epicentro el único Centro de Distribución de la localidad bonaerense de Moreno, desde el cual la cadena abastece a sus 92 sucursales. El sindicato reclama que indemnicen y retomen con la misma antigüedad a 500 afiliados por el cambio de dueño, algo que el grupo De Narváez considera «una práctica ilegítima, no prevista por ningún marco legal vigente». Para pacificar los ánimos, la cartera laboral que conduce Claudio Moroni, dictó la conciliación, un mecanismo que obliga a las partes a negociar y frenar las medidas de fuerza. El plazo venció ayer, sin avances ni resultados.

Auspiciada por el Gobierno, la última audiencia fue tan breve como frustrante. Pablo Moyano encabezó la delegación gremial y Federico Erhart (un hombre de estrecha confianza de De Narváez) lo hizo en nombre de la compañía. «Por ahora, los dos sectores se mantienen firmes: Camioneros exige la indemnización y la empresa lo rechaza» explicó una fuente oficial. Del lado empresario repiten que el reclamo es ilegal y que no hay negociación posible. «Por más que De Narváez diga que no corresponde, vamos a seguir insistiendo de todas las formas para que paguen la indemnización», proclamó Moyano.

«El Ministerio nos propuso una prórroga para seguir conversando en la búsqueda de una solución», dijo una fuente ligada a De Narváez, el empresario que con la compra de Walmart retornó al supermercadismo a 22 años de la venta de Tía. Justamente, la venta de la cadena, la 4° más importante del país, es el argumento que esgrime Camioneros para sostener sus reclamos. «Desde el año 97 tenemos esta conquista y todos pagaron y el único vivo es De Narváez», dijo Moyano tras la última audiencia y lanzó una advertencia: «Ya quedamos liberados para la acción gremial».

El conflicto en Walmart remite al «caso Manliba» y se la conoce como la «Ley Moyano», algo no contemplado en la legislación pero que Camioneros considera un derecho adquirido y que reclama en casos similares. Al vencer la concesión de la empresa recolectora de residuos (del grupo Socma de la familia Macri), Moyano pactó el pago de los despidos y la conservación de sus puestos en las sucesivas renovaciones de los contratos de concesión, algo que luego convalidó Mauricio cuando era jefe de Gobierno porteño. La fórmula se replicó con empresas de logística, correos y aguas gaseosas, entre otras.

Desde la cadena interpretan que el sindicato considera que el cambio de dueño implica las transferencias de contrato de trabajo de 500 empleados, «pero en este caso no aplica, porque lo único que cambió fue el accionista, todo lo demás sigue como antes». El Gobierno busca intermediar, por ahora sin éxito. Reconocen que el diálogo es inexistente, pero una fuente del Ministerio justificó la nueva prórroga de la conciliación porque a pesar de todo «las partes están hablando en privado».

Walmart expuso el conflicto a fines de marzo, a través de una solicitada, titulada Dentro de la ley todo, fuera de la ley nada. Allí detallaron que los reclamos para echar, indemnizar y retomar a los empleados comenzaron ni bien asumió el grupo De Narváez, en noviembre pasado. Y que ante el rechazo, «nos vimos condicionados por recurrentes medidas de fuerza encubiertas que derivaron en una caída del 75% en la distribución de alimentos básicos».

El propio Moroni respaldó a la empresa. Días atrás, al explicar los alcances de la conciliación obligatoria, sostuvo que Camioneros «reclama un nuevo derecho», pero recalcó que no hay legislación que los avale. «No hay una norma que obligue a la empresa. Hay un reclamo del pago de unas compensaciones que no entendemos cuál es el origen». Minutos después, Moyano le respondió con dureza: «Rechazamos y repudiamos estas expresiones y vamos a insistir con este reclamo legítimo», dijo.

La pulseada continúa y su final es incierto. En participación de mercado, Walmart se posiciona detrás de Carrefour, Cencosud (Jumbo, Disco y Vea) y Coto. Tiene hoy el 12% de participación de mercado y está en pleno proceso de reconversión. Tiene 31 hipermercados (con la marca Walmart), dos tiendas mayoristas (Punto Mayorista) y el resto son supermercados que llevan la bandera de Changomas. Tiene un total de 10.000 empleados y el conflicto está centrado en su único centro de distribución y logística, donde trabajan poco más de 700 trabajadores.

 

Fuente: Clarín

Comments

comments