21 octubre, 2021

FM Cosmos

Últimas noticias de San Juan, Argentina hoy

ALVERSO ANTI DERECHOS, APOYA AL RÉGIMEN DE MADURO

A través de un Decreto en el cual se actualizó la directiva de política de defensa, la administración de Alberto Fernández se refirió al presente venezolano.

Alberto Fernández ratificó su alineamiento con el régimen de Nicolás Maduro. A través de un Decreto mediante el cual se actualizó la directiva de política de defensa, al hacer un análisis de la región, consideró que la crisis en Venezuela se exacerbó por la pandemia de COVID-19 y por las sanciones impuestas contra la dictadura bolivariana. 
El Decreto 457/2021 que aprueba “la actualización de la ‘Directiva de Política de Defensa Nacional’” fue publicado este lunes en el Boletín Oficial y cuenta con las firmas del presidente Fernández, del jefe de Gabinete Santiago Cafiero y de los ministros, de Defensa Agustín Rossi, y de Relaciones Exteriores, Felipe Solá.
Al referirse sobre Venezuela, Argentina está “comprometida con el principio de no intervención en los asuntos internos de otros estados”. Una definición similar a la que se expresó sobre la represión en Cuba la semana pasada. Si bien sostiene que “sigue con preocupación la crisis política, económica y humanitaria”, considera que la misma fue “exacerbada por la pandemia del COVID-19″. El Gobierno de Alberto Fernández se encolumna detrás del discurso oficial del chavismo al referirse a las sanciones impuestas por la comunidad internacional a funcionarios, cuentas y activos del régimen en el exterior como “bloqueos físicos y financieros que agravan aún más el sufrimiento del pueblo venezolano”.
Si bien al igual que en otros países, el coronavirus ha hecho estragos con la economía y los sistemas sanitarios, en Venezuela desde antes de la pandemia se alertó sobre la escasez de medicamentos y el estado de los hospitales. 
Y si bien Argentina “condena” las sanciones que pesan sobre Maduro y la dictadura, sostiene que “la comunidad internacional tiene el deber de colaborar en la facilitación del diálogo entre las partes y en la búsqueda de una salida política en el marco de los mecanismos institucionales y constitucionales vigentes”. Por ello, el Gobierno “se integró al Grupo Internacional de Contacto (GIC) y decidió retirarse formalmente del Grupo de Lima”.

Alberto Fernández tomó la determinación de apartarse del bloque regional que denuncia los atropellos de la dictadura de Maduro y que brinda respaldo a Juan Guaidó a fines de marzo. En el Decreto publicado este lunes, justificó que las acciones que el Grupo de Lima “ha venido impulsando en el plano regional e internacional han sido contraproducentes a la hora de buscar una salida consensuada con todos los actores relevantes de la política local”.

En consonancia con esta línea de política exterior, el gobierno argentino, a través del mencionado decreto, cuestionó el rol de la Organización de Estados Americanos (OEA). “Se observa en la OEA una reducción de sus funciones de coordinación multilateral e invitación al diálogo, limitándose en sus más recientes acciones a proveer legitimación para sanciones impuestas a ciertos Estados de la región”, se afirma en el documento.

El organismo multilateral, en diciembre del año pasado, denunció delitos de lesa humanidad en Venezuela, a través de un informe donde señaló 653 casos documentados de tortura y certificó, además,15.501 detenciones arbitrarias.

Comments

comments