4 diciembre, 2021

FM Cosmos

Últimas noticias de San Juan, Argentina hoy

Revés electoral al kirchnerismo y el dólar blue subiendo tras la derrota

El kirchnerismo perdió en la historia lo que todas las versiones anteriores no lograron desde el 83 El dólar blue y la derrota: claves.

El kirchnerismo perdió en la historia lo que todas las versiones anteriores no lograron desde el 83 El dólar blue y la derrota: claves.

Derrota electoral nunca vista

Desde el 83 hasta la fecha, el antecedente dice que en este caso, en el Senado a causa de la derrota de las ELECCIONES GENERALES 2021, no se perdió el quórum peronista, pero ayer domingo fue la excepción, y anticipa un cambio de rumbo.

El kirchnerismo dio al peronismo la derrota

Su modelo quizá no es la mejor versión del peronismo, el kirchnerismo es toda una verdadera osadía de extrañas combinaciones fuera de la dinámica peronista de los cambios doctrinarios (de otros tiempos).

Es el papel de la derrota el actual papel peronista…

La oposición consiguió victorias en los principales distritos de la Argentina como Córdoba, Mendoza y Santa Fe. Hace 38 años que el oficialismo no se quedaba sin mayoría automática en la Cámara Alta.

Derrotas claves del kirchnerismo

Aunque el oficialismo logró achicar la diferencia respecto de Juntos en la Provincia de Buenos Aires, la oposición se impuso en los principales distritos del país con números que en algunos casos fueron superiores a los obtenidos en las PASO. Pero además obtuvo victorias en distritos clave: de ocho provincias que renovaban senadores, el espacio que lideran Mauricio Macri y Horacio Rodríguez Larreta ganó en seis.

De esta manera, el oficialismo quedó con 34 legisladores, a tres del quorum, lo que obligará a la vicepresidenta Cristina Kirchner a negociar con otros espacios para dar impulso a la sanción de las leyes de la Casa Rosada. Las cifras marcan, además, que el Congreso quedará polarizado a partir de diciembre.

A nivel país, en la categoría de Diputados, Juntos cosechó el 38,08% de los votos, mientras que el Frente de Todos obtuvo el 30,06%. Por su parte, en cuanto a la lucha por las bancas del Senado, a nivel país Juntos reunió el 40,05% de los sufragios, contra los 26,11% del oficialismo.

Derrotas kirchneristas sin lágrimas

Quizá no se entiende que no hayan lágrimas por perder provincias históricas con el sello del PJ, tal vez el kirchnerismo es indolente ante esto.

La oposición logró -al cierre de esta nota- una importante victoria en la provincia de Buenos Aires con el 39.81% de los votos y se quedó con triunfos en la Ciudad de Buenos Aires, Córdoba, Santa Fe y Mendoza, los distritos de mayor peso electoral.

Pero además Juntos se impuso ante el Frente de Todos en provincias con un ADN kirchnerista como Santa Cruz y La Pampa.

Los datos nos dicen dónde se impuso la oposición…

En la competencia por las bancas de diputados, Juntos por el Cambio se impuso, además, en Entre Ríos, Chubut, Corrientes, Jujuy y Misiones. También ganaron partidos provinciales en Río Negro (Juntos Somos Río Negro) y Neuquén (Movimiento Popular Neuquino). En San Luis, con una coalición opositora a los Rodríguez Saá y al Gobierno, se impuso Unidos Por San Luis, de Claudio Poggi.

A estos casos se suma el de Santiago del Estero. Allí, el gobernador Gerardo Zamora, alineado con el Gobierno, se impuso en las elecciones y será gobernador por cuarta vez.

En el caso de Frente de Todos, el oficialismo cosechó triunfos en Catamarca, Chaco, Formosa, La Rioja, Salta, San Juan, Tucumán, y Tierra del Fuego. Esto provocó que la Casa Rosada no lograra dar su objetivo de evitar que la Vicepresidenta se quede sin la mayoría propia en la Cámara Alta.

El voto bonaerense reñido tras la derrota K

En el territorio bonaerense la pelea fue voto a voto. En la primera sección electoral, Juntos se impuso con el 39,17% de los votos, mientras que el Frente de Todos cosechó el 38,43%. En la tercera sección, el Frente de Todos mejoró sus números y cosechó 1.386.610 votos contra los 1.007.401 de Juntos.

La lista de Santilli y Manes sumó 3.480.198 adhesiones mientras que el Frente de Todos, por su parte, alcanzó los 3.368.295 sufragios. Esta elección marcó una particularidad: la lista de Juntos no logró ganar en el conurbano, donde el kirchnerismo pudo recuperar votos perdidos en las PASO.

La campaña del “Sí”, orquestada por el asesor catalán Gutiérrez Rubí -además de las acciones de mayor cercanía con el electorado como las recorridas de Alberto Fernández y sus ministros por el conurbano- pareció haber generado el efecto esperado en el electorado. En este sentido, cerca del experto en comunicación reconocieron estar preocupados por el efecto negativo que podía tener en la campaña el crimen del kiosquero de Ramos Mejía, lo que parece no haber modificado demasiado el voto del núcleo duro K.

A estas medidas se sumaron las iniciativas de control de precios y aumento del salario mínimo, que parecieron haber generado un efecto positivo en la intención de voto del Gobierno.

El dólar blue sube a $201 tras la derrota

Tras la derrota del Gobierno, el dólar blue sube a $201, un alza de un peso respecto de la cotización con la que había cerrado el viernes tras una baja de $6,5 en el día.

El jueves pasado el informal había dado un salto que lo llevó a tocar los $207, el nivel más alto en lo que va del año. La tensión preelectoral disparó las cotizaciones, pero el viernes, con mayor oferta de los que buscaban hacer puré -quedarse con la diferencia entre el $185 del MEP y los $203 de venta del paralelo- hicieron bajar los precios a $200.

Con esto la brecha cambiaria con repecto al mayorista se mantiene en el 100%.

El lunes siguiente a las elecciones, el tipo de cambio oficial mantiene la misma trayectoria que traía antes de los comicios. En el segmento mayorista abrió a $100,31, nueve centavos por encima del cierre del viernes. El dólar ahorro, con los impuestos y recargos, llega a $106.

Con esto el Banco Central dio una primera señal: al menos por ahora no está dispuesto a acelerar el crawling peg, la corrección que le aplica diariamente al dólar y que desde medianos de año avanza apenas 1% mensual, muy lejos del 3,5% que promedia la inflación.

El otro foco de atención del mercado con relación al tipo de cambio oficial está puesto en si se mantendrá la demanda en alza como ocurrió la semana pasada y esto forzará al Central a seguir vendiendo reservas.

El viernes previo a las elecciones, el Central tuvo que vender US$290 millones para abastecer la demanda del mercado. En lo que va del mes ya se le fueron US$660 millones por esa vía.

Esta sangría de reservas -las netas para intervenir en el mercado llegan apenas a US$3500 millones- despierta versiones acerca de que el Gobierno le dará una vuelta más al cepo y a la vez buscará presionar a los exportadores para que liquiden más divisas y pisar las importaciones para evitar que se le vayan más billetes por este canal.

Por ahora, la reacción del mercado al resultado electoral es positiva, con bonos y acciones en alza y el riesgo país a la baja, con una caída de 1,9%, que lo lleva a 1714 puntos básicos. La confirmación de ayer de que el ministro Martín Guzmán se mantendrá en su cargo fue leída como una buena señal por el mercado.

TN/CLARÍN

Comments

comments