FM Cosmos

Últimas noticias de San Juan, Argentina hoy

Más cepo al dólar, idea para contener de fracaso, por el Gobierno

La dificultad para acumular reservas hace pensar en nuevas trabas. Analistas evalúan más cepo al dólar como método clásico de Gobierno

La dificultad para acumular reservas hace pensar en nuevas trabas. Analistas evalúan más cepo al dólar como método clásico de Gobierno

Método clásico del Gobierno Kirchnerista, más cepo al dólar

El Banco Central de la República Argentina (BCRA) cerró abril con un total de adquisiciones de u$s160 millones en el mercado de cambios. El saldo es positivo, es cierto, pero bastante magro si se tiene en cuenta la meta de acumulación de reservas netas de u$s5.800 millones para todo 2022 que fijó el Fondo Monetario Internacional (FMI), que le demandaría al Central un total de compras cercano a los u$s3.400 millones. En este contexto, los analistas de la City no descartan que surjan nuevas trabas al dólar en los próximos meses.

«Para cumplir con la meta de acumulación de reservas con el FMI, el BCRA debe urgentemente empezar a acumular los dólares de la cosecha», alerta a iProfesional el economista de Ecolatina Juan Pablo Albornoz. Señala al respecto que lo más preocupante es que esto sucede en un contexto en que el agro lleva liquidados casi u$s1.200 millones más en el primer trimestre del año que en el mismo lapso de 2021. Sin embargo, el Central solo acumuló sólo u$s1 de cada u$s100 de la cosecha por ahora, mientras que «el año pasado, a pesar del menor aporte del agro, acumuló u$s37 de cada u$s100 de la cosecha para esta época».

Qué anuncian economistas de ACCIONES DEL GOBIERNO

En ese sentido, el economista Federico Glustein asegura que por estos días se dan cuatro factores juntos que indican que «podrían llegar a implementarse más trabas y controles en el mercado de cambios»:

El índice de Tipo de Cambio Multilateral se está apreciado a niveles de octubre de 2014.
El Banco Central no logra absorber gran cantidad de dólares de la cosecha.
El tipo de cambio oficial se aprecia mientras en otros mercados emergentes se deprecia.
La tasa de interés norteamericana avanza a un ritmo mayor al esperado.
Pero, la gran duda, con todos los controles que están vigentes hasta el día de hoy para el acceso al mercado de cambios, es qué nuevas trabas o limitaciones podrían establecerse para el acceso al dólar. Los analistas señalan tres frentes en los que mayores restricciones podrían hacerse sentir.

Más control al dólar por el lado de importaciones

Glustein menciona que, hace poco menos de un mes, con la decisión del BCRA de intervenir en el Sistema Integral de Monitoreo de Importaciones (SIMI), se dio un paso clave en la traba de las importaciones. A raíz de la Comunicación «A» 7466 se estableció la integración de la entidad al SIMI y dispuso que comenzaría a asignar una «categoría A» para las licencias de importación que define si las empresas pueden acceder o no a dólares a precio oficial.

Cabe mencionar que las licencias calificadas por BCRA con la categoría A tienen acceso al MULC (Mercado Único Libre de Cambio) para pagar la importación, pero, fuera de los bienes de capital o insumos, el resto de los importadores podrá girar (para pago anticipado o vista) hasta u$s250.0000 antes de nacionalizar la mercadería. En tanto, las importaciones que tengan asociada una licencia de categoría «C» tienen acceso al mercado de cambios en las mismas condiciones que las de categoría «A» cuando se den ciertas condiciones. Y aquellas que encuadren en la categoría «B» deben buscar financiamiento por fuera del MULC.

Lo anterior obligó a muchos empresarios a tener que buscar financiamiento por fuera de esa plaza, lo que es un gran desafío en el contexto actual y desató reclamos por parte de múltiples sectores productivos (los que más recientemente se quejaron fueron los del plástico y el café).

Y, aunque en el BCRA confían en que la norma les dará resultado a medida que pasen las semanas, porque al momento en el que se dictó ya había muchas solicitudes de importación en proceso que tuvieron que seguir su curso, la duda está en si será suficiente para que no se deba recurrir a nuevas trabas que permitan acumular reservas en los próximos meses.

Al respecto, Glustein advierte que es muy probable que, «a medida que la soga apriete más al cuello, se frenarán aún más las importaciones y las licencias, a pesar de las complejidades que pueda tener a nivel productivo».

Lo mismo sostiene Camilo Tiscornia, director de CyT Asesores Económicos, quien apunta que «la variable de ajuste son las importaciones y muchas empresas ya se están quejando por las limitaciones implementadas», pero alerta que el problema es que seguir avanzando en ese sentido le costará al Gobierno y al país, en general, varios puntos menos en el crecimiento de la actividad económica.

Y es que, tal como explica el economista, «si tienen que restringir las importaciones, evidentemente, se va a resentir la actividad productiva» dado que gran parte de las compras al exterior de la Argentina corresponden a insumos para la producción. Son dos variables que están íntimamente relacionadas. Por ejemplo, en 2019, las importaciones crecieron un 3,34% por cada 1% que creció el PBI.

No obstante, Albornoz observa que «si bien es cierto que las importaciones están pisando fuerte (particularmente energía, por motivos de público conocimiento), es difícil culpar únicamente al frente externo por la escasez de dólares cuando el año pasado regalamos más de 17 puntos de competitividad cambiaria». Así, señala que retrasar el tipo de cambio por motivos electorales no es gratis: hoy estamos pagando esa factura.

Nuevas trabas a los dólares financieros

Albornoz reconoce que el BCRA tomó algunas medidas necesarias para aliviar el mercado cambiario: levantó fuertemente la tasa de interés y aceleró el ritmo de depreciación. Pero considera que «es prácticamente imposible que reviertan la malas consecuencias de la política cambiaria del año pasado, porque el dólar todavía va muy por detrás de la inflación. Y la competitividad cambiaria se ve anestesiada por la inflación internacional y la apreciación del Real en el primer trimestre».

Así, explica que el mercado cambiario ajusta de dos formas: por precio o por cantidad; y evalúa que el BCRA está ajustando por precio, ya que aceleró la depreciación. Cabe mencionar que, por estos días, el nivel de apreciación del dólar oficial es cercano al 4% mensual (según su evolución en abril).

No obstante, el economista opina que «por sí solo esto es insuficiente, ya que el dólar trota al 4% mensual versus una inflación que corre cómodamente por encima del 5%, aunque una parte responde a shocks transitorios».

En este punto, el límite de acceso a otros mercados del dólar es una variable que Glustein no descarta que se dé en algún momento. «Creo que el monitoreo sobre el MEP/CCL puede endurecerse, sobre todo a mitad de año, cuando acabe de ingresar el grueso de la cosecha», prevé.

Tiscornia tampoco descarta que pueda haber novedades en este sentido. «Yo creo que el tema de las trabas al dólar puede volver a aparecer. De hecho, aunque el Gobierno se comprometió a no intervenir en los dólares financieros, vimos que recientemente, de manera indirecta pero concreta, se redujo el umbral para informar al BCRA las operaciones con dólares financieros», menciona.

Más cepo al dólar

Dado el poco margen que tiene el Gobierno para apretar aún más el torniquete del cepo al dólar, Albornoz no descarta que se opte por repetir algunas medidas que ya había aplicado en años anteriores.

Una de ellas puede ser exigir una refinanciación obligatoria de vencimientos superiores a determinados montos. Esto sería como en 2020, cuando obligó a las empresas a reperfilar sus deudas.

Otra alternativa que ve como una posibilidad concreta es volver a implementar una interrupción del adelanto de importaciones, como en octubre del 2021.

Y, finalmente, señala que pueden implementarse otras trabas que son «menos transparentes» y no requieren nuevas normas, sino que se pueden efectuar con la regulación actual, como demorar aún más la aprobación de licencias no automáticas de importación.

Iprofesional

Comments

comments