10 agosto, 2022

FM Cosmos

Últimas noticias de San Juan, Argentina hoy

Tras seis años de denuncias, suspenden al fiscal Claudio Scapolan

Escándalo judicial en San Isidro: tras seis años de denuncias, suspenden al fiscal Claudio Scapolan y se acerca a la cárcel

Escándalo judicial en San Isidro: tras seis años de denuncias, suspenden al fiscal Claudio Scapolan y se acerca a la cárcel

Suspendido el fiscal Claudio Scapolan

Fue por 9 votos contra 2 en el Tribunal de Enjuiciamiento bonaerense. Está procesado por armar operativos en los que policías se quedaban con la droga de los narcos.

Luego de innumerables idas y vueltas, presiones políticas y excusaciones de decenas de jueces que no querían tomar el caso, finalmente este miércoles el Tribunal de Enjuiciamiento de la Provincia de Buenos Aires «apartó preventivamente» de su cargo al fiscal de San Isidro Claudio Scapolan (51), un hombre que supo manejar los temas más sensibles de la jurisdicción, hasta que comenzaron a lloverle las denuncias.

Esta decisión no implica grandes cambios en la práctica: Scapolan ya no tendrá «licencia», estatus del que gozaba desde mediados de 2020, sino que se le prohíbe por el momento volver a su despacho. Eso sí, aunque su sueldo sigue intacto, la decisión del jurado lo muestra más debilitado en sus apoyos políticos.

Lo importante viene por otro lado: más tarde o más temprano, la resolución de este miércoles deja al fiscal a un paso de la etapa preparatoria para el juicio en el que podría perder sus fueros y, si esto ocurriera, irá directo a la cárcel debido a la gravedad de los hechos por los que ya fue procesado.

Scapolan está acusado de hechos gravísimos (cinco causas en total) en los que él habría dirigido a un grupo de policías que se dedicaban a robarle la droga a los narcos que allanaban para vendérsela a otros narcos.

El caso de Leones Blancos

El caso más emblemático contra él se llama «Leones Blancos» y es el robo de media tonelada de cocaína en un operativo de 2013. La cocaína luego fue comercializada por la Policía en la Costa Atlántica.

El 24 de julio de 2020, recién comenzada la pandemia, la jueza federal de San Isidro Sandra Arroyo Salgado (en base a una investigación del fiscal Fernando Domínguez) allanó el despacho de Scapolan y detuvo a dos de sus secretarios, que finalmente quedaron con falta de mérito en el expediente. Hoy esa causa tiene medio centenar de policías procesados, muchos de ellos presos.

Entonces comenzó un juego de tires y aflojes en el que Scapolan logró demorar meses su indagatoria como jefe de una asociación ilícita. Finalmente, luego de no presentarse cuatro veces a la cita, fue procesado en octubre de 2021. Pero ni esta medida consiguió sacarlo de su puesto. Incluso logró en los últimos meses que Arroyo Salgado fuera apartada de la investigación y hace unos días usó este argumento ante el tribunal de enjuiciamiento para intentar congelar el proceso de jury.

Lo que ocurrió este miércoles en La Plata fue para él un golpe peor que el procesamiento. Apoyado sólo por dos miembros del Tribunal de Enjuiciamiento (que responden políticamente a Sergio Massa), Scapolan terminó apartado de su puesto.

Scapolan envuelto envuelto en polémica

El fiscal ya había quedado involucrado en una polémica intervención en la causa abierta por el robo que Massa sufrió en su casa y, por eso, ya había sido denunciado por Elisa Carrió en 2016.

Desde entonces, es decir seis años, venía sumando acusaciones sin que eso tuviera alguna consecuencia. Incluso el Procurador General, Julio Conte Grand, había pedido oficialmente que se apurara el trámite.

Bajo el título «Remito documentación. Solicito urgente continuidad del trámite» en octubre de 2021, Conte Grand había solicitado formalmente que se destrabara el jury de enjuiciamiento sobre Scapolan con el fin de quitarle los fueros, única barrera que lo separa de la «prisión preventiva» pedida por el fiscal Fernando Domínguez y dictada luego por la jueza Arroyo Salgado.

«La gravedad institucional de las conductas atribuidas al agente fiscal Claudio Scapolan se muestra, a todas luces, evidente. Resulta manifiesto entonces que no puede ni debe permitirse que se paralice el trámite de estos obrados en los que se encuentra acusado un fiscal de la Provincia de Buenos Aires por la presunta comisión de delitos de extrema gravedad y mucho menos por tan elongado período», dijo Conte Grand en su escrito de cuatro páginas.

Para que quedara clara su postura, Conte Grand recordó entonces que él ya habia acusado formalmente a Scapolan con fecha octubre de 2020. Por eso pidió «premura a los fines de proseguir con el trámite del proceso de enjuiciamiento con el objeto de admitir la acusación interpuesta por la Procuración General y finalmente arribar a la destitución del magistrado acusado conforme lo solicitado oportunamente».

Tardó, pero el momento de arrancar con el jury, llegó. Fue este miércoles y Scapolan perdió 9 a 2.

Juego de poderes

Acusado por primera vez en 2016 por «Lilita» Carrió, Claudio Scapolan siempre pudo mantenerse a flote gracias a sus contactos. Como uno de los preferidos del ex poderoso fiscal general de San Isidro Julio Novo, Scapolan compartía con él la buena relación con el Frente Renovador de Sergio Massa.

A cargo de de la UFI de Investigaciones Complejas de San Isidro, a Scapolan le tocó parte de la investigación de un sospechoso robo a la casa de Massa ocurrido en el año 2013. Fue en este caso que se enfrentó a su colega Carlos Washington Palacios, quien estaba a cargo del caso y habia denunciado irregularidades en el allanamiento a la casa del principal sospechoso. Scapolan fue tras Palacios y lo denunció por proteger a ese imputado.

Hoy los vientos parecen haber cambiado.

Scapolan está un paso más cerca de ir preso por una acusación gravísima y su mentor, Julio Novo, espera que el Tribunal Oral Federal N° 3 de San Martín le ponga fecha al debate en el que se lo juzgará bajo la acusación de proteger a la banda de narcos detrás del doble crimen de Unicenter, ocurrido en julio del 2008.

Tanto en ese juicio, como en la causa original, el querellante contra Novo es su antiguo subordinado, el fiscal Luis Angelini, encargado del caso Unicenter y primer denunciante del fiscal general, cuando éste aún era su jefe.

Clarín

Comments

comments