FM Cosmos

Últimas noticias de San Juan, Argentina hoy

4 diseños tendrá el billete de 100

Los diseños del billete de 100 pesos son de los más variado. A contramano del mundo, habrá dos de Evita, uno de Roca y otro de la taruca.

Los diseños del billete de 100 pesos son de los más variado. A contramano del mundo, habrá dos de Evita, uno de Roca y otro de la taruca.

Diseños del billete

Los países del mundo buscan tener una moneda fuerte, con billetes que permanezcan inalterables a lo largo del tiempo. Por eso, es una rareza que en pocos meses más la Argentina vaya a tener cuatro diseños diferentes para los billetes que tengan un valor de $100.

Con la nueva familia de billetes, que anunció este lunes Alberto Fernández, a fin de año o principios de 2023 habrá dos diseños muy diferentes con la imagen de Eva Duarte de Perón, uno del expresidente Julio Argentino Roca y otro de la taruca, el ciervo autóctono del noroeste argentino.

El billete de $100, con la imagen de Roca, tiene 30 años de historia. Arrancó en 1992, en el gobierno de Carlos Menem, cuando su valor era de 100 dólares y recién arrancaba la Convertibilidad.

De todos modos, esos billetes ya no están en circulación, porque dejaron de ser -como figuraba ahí- «convertibles de curso legal» y los coleccionistas pueden pagar más de $10.000 por cada ejemplar.

Pero la serie de los Roca que todavía está vigente es muy similar a la de 1992 y data de 1999, hacia el final del gobierno menemista, con muy pocas modificaciones respecto al diseño original.

Entre animales e íconos el de 100 pesos circula

La segunda versión de los billetes de $100, que también están en circulación, son los que Cristina Fernández de Kirchner lanzó a mediados de 2012, en el 60 aniversario del fallecimiento de María Eva Duarte de Perón.

Esos billetes fueron los primeros en «tener como protagonista principal a una mujer», según detalla en su explicación el Banco Central. Tienen en el anverso -la parte de adelante- el retrato del rostro de Evita y en el reverso -la parte de atrás- un detalle del «friso del altar romano de la Paz de Augusto».

Los $100 de Evita eran los que Cristina Kirchner dejó como valor máximo, al final de su gobierno, en diciembre de 2015, cuando con cada uno de esos billetes ni siquiera se podían comprar 10 dólares en el mercado paralelo.

La tercera versión de los billetes de $100 fue lanzada por Mauricio Macri, en diciembre de 2018, con la imagen de la taruca, el ciervo autóctono del noroeste. En su reverso tiene una recreación artística del Cordón de Famatina, en La Rioja.

El billete de $100 es el último de la serie de animales autóctonos que lanzó el macrismo, que había arrancado con el yaguareté ($500) en junio de 2015; y siguió con la ballena franca austral ($200), el hornero ($1.000), el guanaco ($20) y el cóndor andino ($50), hasta llegar después al de la taruca.

Según los últimos datos del Banco Central, hay 2.373 millones de billetes de $100 en circulación, la cifra más baja de los últimos dos años. Es que desde entonces el Banco Central prioriza la impresión de billetes de $200, $500 y $1.000.

De todos modos, los billetes de $100 son los que todavía tienen mayor circulación, seguidos por los de $1.000, con 1.749 millones, y los de $500, con 1.245 millones de billetes en circulación.

La cuarta versión de los billetes de $100, que van a tener curso legal hacia fin de año o principios de 2023, son los que presentó este lunes el presidente Fernández.

El nuevo diseño de los «Evita» de $100 tiene al rostro de «María Eva Duarte de Perón» de perfil, en el anverso. Y un fotomontaje en su reverso, con dos fotos: una visita de Eva a la Escuela de Enfermería inaugurada en 1948; y otra de mujeres votando, con la fecha en que se sancionó la Ley de Derechos Políticos de la Mujer, en 1947, que instauró el sufragio femenino en la Argentina.

En la actualidad, con un billete de $100 no se puede comprar ni siquiera un dólar al valor oficial y menos de 50 centavos de dólar en el mercado paralelo. Los especialistas no terminan de entender para qué se imprimirán estos billetes, que pierden rápidamente su valor, en lugar de billetes de $2.000, $5.000 y $10.000. Pero eso es parte de otra historia.

Clarín

Comments

comments