4 octubre, 2022

FM Cosmos

Últimas noticias de San Juan, Argentina hoy

Avión retenido: la Justicia evalúa imputar a Gholamreza Ghasemi y sigue dos líneas de investigación

La fiscal Cecilia Incardona podría imputar hoy mismo al piloto del Boeing 747 iraní-venezolano Gholamreza Ghasemi.

En la causa, por ahora, se investiga si se cometió algún delito o no. No está volcada aún sobre los papeles ninguna imputación concreta. Pero, esa situación cambiaría durante las próximas horas.

El informe del FBI que sería clave para imputar a Gholamreza Ghasemi

La investigación se encamina a indagar en dos líneas distintas: si Ghasemi cumplía o no tareas de inteligencia en la región o si era financiado o financiaba actividades terroristas.

El informe que presentó el FBI le permitirían a Incardona y al juez federal Federico Villena a avanzar en una imputación formal contra Ghasemi por sus vínculos con organizaciones extremistas.

El piloto, según el FBI, es CEO de la aerolínea iraní Quehms Fars Air, que presta servicios civiles de cobertura para actividades terroristas de ese país. Y además, el juzgado tiene un informe que indica que el avión sigue siendo iraní.

El problema es que el informe de inteligencia, en sí mismo, no es una prueba, aunque le sirve al juzgado para orientar la pesquisa.

La segunda línea de investigación gira en torno a una presunta colaboración económica o financiamiento de las actividades de este avión a grupos terroristas.

Cerca del Alberto Fernández relativizan el informe del FBI y reafirman que “no hay motivo” para que el juez Villena les impida dejar el país. La premisa del Des Gobierno es defender esa idea y que se trata de que el piloto retenido es un homónimo de Ghasemi.

Por eso, en la Casa Rosada quieren que el juez Villena les permita salir del país a los 19 tripulantes, los 14 venezolanos y los 5 iraníes. En cambio, la DAIA pidió al Des Gobierno que se tome en serio el informe del organismo norteamericano.

Pero el juez Villena tendría una idea parcialmente distinta. No se puede descartar una operación de inteligencia. También es comprensible que la DAIA esté preocupada: antes del atentado a la AMIA ingresó al país un terrorista iraní para preparar el terreno y en un mes se cumple un nuevo aniversario de aquel ataque terrorista.

Villena no está en línea con las expectativas del Gobierno. Pero todas las sospechas en torno a una operación de espionaje se concentran sobre Ghasemi, aunque no haya aún pruebas más concretas para ordenar su detención. En cambio, no hay nada en el expediente que permitan extenderla a los demás tripulantes.

La fiscal y el juez necesitan formalizar cuanto antes la imputación. Por ahora mantienen la prohibición de salida del país de todos los tripulantes, pero esa situación no puede extenderse demasiado tiempo y el Gobierno aprovecha que el reloj corre contra la Justicia: Villena e Incardona pronto tendrán que definir formalmente si los imputan o los dejan partir.

Comments

comments