FM Cosmos

Últimas noticias: San Juan, Argentina hoy

Dolarización, déficit e inflación: JxC traza su hoja de ruta económica

“Hay que empezar a discutir seriamente las ideas ridículas que se venden bien”, dijo a TN uno de los principales dirigentes de Juntos por el Cambio que participó en la cumbre de este martes. Los jefes opositores se encontraron por primera vez en meses con los referentes económicos que trabajan en un programa de gobierno en caso de que la coalición gane las próximas elecciones.

El encuentro dejó algunas conclusiones: JxC sale al choque contra las ideas de Javier Milei, como la dolarización; acelerará las muestras de unidad en la previa de un cierre de listas que promete dejar heridos, y hace equilibrio entre la necesidad de alertar sobre los riesgos del rumbo económico actual y la posibilidad de dar un mensaje “optimista”, pero con limitados instrumentos de navegación.

Juntos por el Cambio se opone a la dolarización

Con excepción de Patricia Bullrich y Elisa Carrió (Coalición Cívica) -que enviaron a sus equipos económicos y alfiles políticos-, se reunieron todos los dirigentes opositores que anunciaron su precandidatura a presidente: Horacio Rodríguez Larreta y María Eugenia Vidal del PRO, los radicales Gerardo Morales y Facundo Manes, y el peronista Miguel Ángel Pichetto.

Del encuentro, que se prolongó por unas tres horas en el Hotel Emperador del barrio de Retiro, también participaron los titulares partidarios y los jefes parlamentarios de todos los partidos que integran la coalición.

Los dirigentes escucharon y debatieron con Hernán Lacunza (Pro), Luciano Laspina (Pro), Matias Surt (Coalición Cívica), Eduardo Levy Yeyati (UCR) Marina Dal Poggetto (por Manes) y a Juan Carlos Sanchez Arnau (por el pichettismo), entre otros.

“Coincidimos en la necesidad de un plan de estabilización y un plan de desarrollo que vayan en simultáneo a partir de diciembre. Se dejó en claro que la dolarización que plantea Milei es inviable y los economistas dieron pautas de cómo discutir la idea públicamente”, dijo a TN uno de los referentes opositores que participó del encuentro.

Los economistas dieron razones “evidentes” y motivos más “técnicos” de por qué el plan de dolarizar no podría y no debería funcionar en un país como la Argentina.

Por un lado, para tomar la base monetaria al tipo de cambio actual se necesitarían muchas más reservas que las que tiene hoy el BCRA. Hacerlo entonces supondría una “hiperinflación para licuar los pasivos o conseguir miles de millones de dólares en deuda para fortalecer los activos del BCRA”. En resumen: no hay disponibilidad de crédito y seria conveniente evitar una hiperinflación.

Tras el encuentro, más de un dirigente opositor, como Mario Negri, advirtió que para dolarizar “se necesitarían 45.000 millones de dólares de reservas” y se haría con “un tipo de cambio de $2700 por dólar”. Hay consenso generalizado entre el PRO, la UCR y la CC de que no puede ser un plan para el próximo gobierno.

“El salario mínimo sería de entre 40 y 50 dólares. Las jubilaciones van a estar en 20 dólares. Estas son las cosas que tenemos que dejar claras”, sostuvo otro jefe político de la oposición que estuvo en la cumbre.

Por otra parte, las espadas económicas de JxC sostuvieron que para que una dolarización funcione y no vuelva a suceder lo que ocurrió, por ejemplo con la convertibilidad, se requiere de una política fiscal más rigurosa y anula la posibilidad de tener una política monetaria propia porque la la tasa de interés la establecería EE.UU. Es decir, “si vas a tener una política fiscal austera, bien podrías tener un peso sano y política monetaria responsable”.

“A los candidatos también le queda un desafío comunicacional: la reflexión más importante es que hay que ver el manual populista y Javier Milei ofrece una solución facilísima para un problema complejísimo de 80 años que es la inflación. No hay solución mágica y Milei no es un iluminado”, consideró uno de los referentes económicos opositores en diálogo con este medio.

Juntos por el Cambio busca hacer equilibrio ante la crisis económica

Tras el encuentro, la coalición opositora emitió un comunicado en el que afirmó que los jefes opositores acordaron una “hoja de ruta” en torno al “equilibrio fiscal y una política monetaria y financiera responsable”, la necesidad de “bajar la presión fiscal” y eliminar “las trabas laborales”. El acuerdo incluye también “alinear precios relativos y “desregular el comercio exterior”.

También se habló de “un plan de desarrollo federal para los sectores científico-tecnológico, la agroindustria, la energía, de los minerales críticos para la transición energética, de la industria, de la biotecnología y de la economía del conocimiento, el turismo”.

“El escenario que dejará el gobierno del Frente de Todos no será nada fácil. Casi cuatro años de improvisación e irresponsabilidad dejaron la inflación récord en 30 años, recesión, caída del salario y las jubilaciones y aumento de la pobreza. Se agotaron las reservas internacionales y el cepo impide el normal desarrollo de las actividades”, señaló también JxC en el comunicado que tituló “Los argentinos podemos lograrlo: Vamos a vivir mejor”.

Es decir, los referentes económicos de la coalición expusieron más bien lineamientos económicos que un plan detallado -lo que podría traerle problemas para la campaña-, y advirtieron sobre la gravedad de la crisis. De hecho, en la cumbre de este martes los economistas hablaron de una inflación cercana al 150% anualizada, una caída de la actividad del 4% o 5% interanual hacia diciembre y reservas netas mínimas. Pero al mismo tiempo ensayaron una señal de optimismo.

“La última discusión que habíamos tenido todos sobre este tema fue en febrero. El escenario es distinto hoy al de hace dos semanas. Está todo mucho peor, la proyección del dólar es otra, la proyección de inflación es otra. Es difícil saber cómo estará en diciembre”, sostuvo un dirigente radical luego del encuentro.

“No podemos hacernos los boludos con la gravedad de la crisis y lo que se viene. Comunicacionalmente hay que llevar también algo de optimismo, pero siempre con un plan realista. La situación de la Argentina es muy complicada, pero se da la paradoja de que la situación de muchos sectores permite ser optimista. Los sectores que mencionamos en el comunicado pueden reaccionar rápidamente con una macro estabilizada”, afirmó otro en diálogo con este medio.

Los dirigentes presentes coincidieron en que, además de las restricciones económicas con las que se pueda llegar a diciembre, el plan estará condicionado eventualmente por el escenario político configurado tras las elecciones nacionales y las múltiples elecciones provinciales a lo largo del año: las mayorías y minorías en el Congreso, el poder de fuego con el que quede el kirchnerismo si el oficialismo es derrotado, el peso político de Milei y sus libertarios.

Muestras de unidad
La de este martes fue la tercera foto de unidad nacional para JxC en una semana: el martes pasado ya se habían encontrado y fotografiado los presidentes de los cuatro partidos fundadores: Maximiliano Ferraro, de la Coalición Cívica; Morales, de la UCR; Pichetto, de Encuentro Republicano, y Federico Angelini, al frente del PRO desde que Patricia Bullrich pidió licencia.

El viernes, Mauricio Macri, Vidal, Rodríguez Larreta y Bullrich se juntaron en San Isidro y dieron señales de tregua luego de la crisis del PRO por las elecciones porteñas.

Incluso en los sectores más “halcones” de la coalición, los referentes nacionales de JxC reconocen que, en el contexto de fuerte enojo social y ante un posible agravamiento de la situación económica, no hay demasiado lugar para las peleas “sangrientas” dirigenciales.

Comments

comments