FM Cosmos

Últimas noticias: San Juan, Argentina hoy

Servini, sobre el atentado de Montoneros contra el comedor de la Federal

Acerca del atentado de Montoneros contra el comedor de la Policía Federal “no fue terrorismo, ni un crimen de guerra”

Acerca del atentado de Montoneros contra el comedor de la Policía Federal “no fue terrorismo, ni un crimen de guerra”

La Jueza Servini no quiere abrir el caso contra el comedor de la policía federal

La magistrada se negó por segunda vez a reabrir la causa en que se investigó a Mario Firmenich y Horacio Verbitsky, entre otros.
Soria y Pietragalla salieron a festejar el fallo y dijeron que el concepto de lesa humanidad «no se aplica a organizaciones políticas».

ATENTADO DE MONTONEROS NO FUE TERRORISMO

La jueza federal María Servini reiteró que el atentado de los Montoneros al comedor de la Superintendencia de Seguridad Federal de la Policía Federal el 2 de julio de 1976 que dejó un saldo de 24 muertos y 60 heridos, no puede considerarse delito de lesa humanidad, ni un acto de terrorismo y ratificó así su negativa a reabrir la investigación.

La magistrada volvió a tomar una decisión en ese sentido luego que en junio del año pasado la Cámara Federal porteña declaró nula una decisión suya al respecto y le ordenó volver a analizar el tema, a pedido de un grupo de querellantes que se presentó en 2021, informaron fuentes judiciales.

Servini reiteró ahora que es «cosa juzgada» y que la discusión » acerca de la calificación de los delitos investigados se encuentra agotada», en sintonía con un dictamen fiscal Guillermo Marijuan que también rechazó reabrir la investigación.

El ataque de MONTONEROS que no es delito de lesa humanidad

“Fueron mis superiores, quienes ratificaron y concluyeron que el suceso criminal acontecido el 2 de julio de 1976 en la sede de la entonces Superintendencia de Seguridad Federal de la Policía Federal Argentina atribuido a la organización Montoneros no configuró un delito de lesa humanidad ni un crimen de guerra», puntualizó la jueza en el fallo.

Tampoco fue «un acto de terrorismo en los términos de la definición prevista en el Convenio Internacional para la Represión de la Financiación del Terrorismo, ni una grave violación a los derechos humanos», agregó.

Entre las causas prescriptas, el atentado al comedor de la policía federal

Por su parte, el Ministerio de Justicia, Martín Soria, ratificó que las causas contra organizaciones políticas de los ’70 «no son crímenes de lesa humanidad» y que, por lo tanto, se encuentran prescriptas. «La justicia ratificó que las causas contra organizaciones políticas de los ’70 ya prescribieron», subrayó la cartera de Justicia en un comunicado.

Se destacó entonces que la jueza rechazó «un pedido realizado por asociaciones defensoras de represores» que buscan «reabrir una causa por hechos ocurridos el 2 de julio de 1976» en la Superintendencia de Seguridad Federal de la Policía Federal.

Al unísono de la causa SIN CULPABLES, salvando MONTONEROS

El comunicado también fue replicado en las redes sociales por el secretario de Derechos Humanos de la Nación, Horacio Pietragalla Corti, que destacó que «ninguno de esos elementos se aplica a los hechos cometidos por organizaciones políticas» y acotó que eso fue ratificado por «la Corte Suprema de Justicia y diferentes tribunales en esta y otras causas».

«Este tipo de denuncias intentan equiparar el terrorismo de Estado con la actuación de organizaciones políticas y volver a instalar la ‘teoría de los dos demonios’ para garantizar la impunidad de quienes secuestraron, torturaron, abusaron, asesinaron, desaparecieron y se apropiaron de cientos de niños y niñas», se advirtió.

Servini rechazó así por segunda vez reabrir la causa, en una decisión que ya fue apelada ante la Cámara Federal porteña.

En su nueva resolución, la jueza ratificó que es «cosa juzgada» por jurisprudencia de tribunales superiores la decisión de no considerar de lesa humanidad a los ataques cometidos por la guerrilla , que se consideran prescriptos.

Se trata del atentado explosivo al comedor de Coordinación en la PFA en Moreno 1431 de la ciudad de Buenos Aires, que causó 24 muertos y al menos 60 heridos.

En su primer rechazo al planteo de reapertura, la magistrada había tomado esa decisión «in limine», es decir, sin analizar los argumentos de los querellantes y basada en la prescripción por no ser delito de lesa humanidad.

La burocracia sin parar dictamina que Montoneros ¿Es inocente?

En esta nueva resolución analizó los argumentos por orden de la Cámara Federal y llegó a la misma conclusión.

El 10 de julio de 2012, la Corte Suprema de Justicia de la Nación había ya rechazado por «inadmisible» un recurso extraordinario contra un fallo que sobreseyó por prescripción a siete acusados.

Recientemente, la defensora oficial Florencia Plazas dictaminó que el atentado de los Montoneros “no puede ser considerado un crimen de lesa humanidad, pues no contiene ninguno de sus elementos contextuales ni definitorios” y, por lo tanto, se debe archivar la causa.

Así, la defensora coincidió con el fiscal federal Guillermo Marijuan quien dictaminó a favor de no reabrir la causa en que se investiga ese ataque terrorista de Montoneros perpetrado el 2 de julio de 1976 con una bomba tipo vietnamita.

El ataque al comedor de la federal es el más sangriento de la historia luego de la AMIA

Se trata del ataque con bombas más sangriento de la historia argentina, luego de los atentados contra la embajada de Israel (1992) y la AMIA (1994). Ahora la jueza María Servini debe pedir la opinión de los familiares de las víctimas que pidieron la reapertura de la causa y luego fallar en este caso testigo.

La defensora oficial Plazas representa en la causa al ex jefe de los Montoneros Mario Eduardo Firmenich, Marcelo Kurlat, al periodista K Horacio Verbitsky (ex subjefe de inteligencia de la columna de ese grupo guerrillero en la Capital Federal), Laura Sofovich, Miguel Lauletta, Norberto Habegger y Lilia Pastoriza.

En su dictamen, la defensora recordó ue el 28 de diciembre de 2006 la jueza federal interviniente había dispuesto, a solicitud del fiscal, el sobreseimiento de todos los imputados.

CLARÍN

Comments

comments