Ilusión. Bergoglio ayer, en el Vaticano. Su llegada genera esperanzas en musulmanes y judíos.

“Lumen Fidei” destaca que “el creyente no es arrogante” y “la fe no es una verdad que se impone con violencia”.

El Vaticano presentó hoy la primera encíclica de del Papa Francisco, “Lumen Fidei” (“La luz de la fe”), la primera en la historia en ser escrita junto a otro pontífice, su predecesor Benedicto XVI. El texto esencialmente subraya la necesidad de recuperar la fe en una época “en la que el creer se opone al buscar y la fe es vista como una ilusión, un salto al vacío que impide la libertad del hombre”.

Según dijo hace un tiempo el mismo Jorge Bergoglio, es la primera encíclica escrita “a cuatro manos” con su predecesor, Benedicto XVI, quien le entregó un borrador que había preparado antes de renunciar, en febrero.
El texto de 88 páginas está firmado únicamente por Francisco, aunque según el Papa argentino fue escrita en gran parte por Benedicto XVI y sólo contiene “algunas contribuciones” de su cosecha. Para la edición italiana se imprimirán 500 mil ejemplares en un volumen de 90 páginas. Habrá pronto versiones en otros seis idiomas, entre ellos el español.

“Es urgente recuperar el carácter luminoso propio de la fe, pues cuando su llama se apaga, todas las otras luces acaban languideciendo”, subraya el Papa Bergoglio en el texto, en el que asegura que si desapareciera la fe en Dios de nuestras ciudades, “se debilitaría la confianza entre los hombres, que quedarían unidos sólo por el miedo”.

“Por esta razón no debemos avergonzarnos de confesar públicamente a Dios, porque la fe ilumina la vida social“, asegura.

“Lumen Fidei” reafirma la supremacía de la fe religiosa sobre el conocimiento científico o las creencias políticas y establece que debería “iluminar” áreas como el matrimonio, “entendido como la unión estable entre hombre y mujer”.

Una encíclica es el documento de mayor autoridad que puede escribir un Papa sobre cuestiones de doctrina católica. Benedicto XVI había terminado prácticamente de escribir la encíclica cuando decidió el 11 de febrero renunciar como pontífice. Es aún un misterio por qué el hoy Papa emérito no esperó a presentar un documento tan importante de su pontificado, que completaba su labor teológica sobre las virtudes. Ya había escrito tres encíclicas sobre la caridad, la esperanza cristiana y la caridad en la verdad entre 2005, el año en que fue elegido, y 2009.

 

Fuente: Agencias

Comments

comments