Después de los dos pedidos de la Unidad de Información Financiera (UIF) y del fiscal Guillermo Marijuan para que en la causa conocida como “la ruta del dinero K” sean llamados a indagatoria Cristina Kirchner, Nelson Periotti, Julio De Vido, José López y Carlos Santiago Kirchner, el juez Sebastián Casanello rechazó esas solicitudes y consideró que no existen pruebas suficientes para que la ex Presidenta sea incluida en la causa.

Para el juzgado no están dadas las condiciones para aceptar las peticiones de la UIF -como querellante- y del fiscal Marijuan, y de citar a la ex Presidenta se correría “un serio riesgo para la suerte del proceso”.

En primer lugar, el magistrado se refirió a aspectos mencionados por la Sala II de la Cámara Federal porteña cuando lo instó a decidir si llamaría o no a indagatoria a Cristina Kirchner, socia de Lázaro Báez.

Casanello se refirió a un argumento de la UIF, y señaló que como ella está procesada como jefa de una asociación ilícita por el direccionamiento de la obra pública a favor de Báez, “mal puede haber dos asociaciones ilícitas integradas por las mismas personas en un mismo período de tiempo: es obvio que se trata de una misma asociación ilícita”, respondió Casanello y que con el argumento del organismo antilavado se está ante “un riesgo palmario de incurrir en una clonación de hechos que están siendo juzgados en otros procesos” y que pondría “en peligro la investigación en curso”.

La querella también señaló a Báez como testaferro de Cristina Kirchner, y que por eso “se debe entender que está detrás de todas las operaciones de esta causa”. Y sostuvo que esa conclusión surge de los distintos intercambios de información de inteligencia a nivel internacional que fueran realizados” por la UIF.

Ante esto, Casanello señaló que si existen cuentas que no fueron aportadas al juzgado, y que puedan contribuir a esclarecer los hechos ”es imperioso saberlo”. El magistrado refutó entonces la idea de que Cristina Kirchner, Julio De Vido y otros investigados por la obra pública hayan ordenado a Lázaro Báez que “retire del país sesenta millones de dólares y los deposite en sociedades y fundaciones offshore cuyos beneficiarios finales eran sus hijos”. Si por el contrario esa tesis fuera cierta, el juez indicó que es necesario “probar un qué, un cómo y un cuándo”.

El fiscal Marijuan había acusado a la ex mandataria de ser “coautora” de lavado de activos en “la ruta del dinero K”. Para el juez de la causa, era necesario avanzar con diferentes pruebas que permitan comprobar dicha hipótesis. Entonces dijo que “los jueces no decidimos y luego buscamos la prueba que permita fundar esa decisión”. Respecto a las querellas (OA y UIF), indicó que sus “pretensiones (de que se indague a Cristina) deben ser fundadas y derivadas de la prueba incorporada al proceso”. Algo que aún no se hizo.

Por ello, Casanello remarcó que es necesario “completar antes la investigación y realizar un detallado análisis de los elementos probatorios” para ver si de ellos es posible derivar una indagatoria a Cristina Kirchner. Y como juez de la causa consideró que en este escenario, la ex Presidenta “no debe ser citada”.

En “la ruta del dinero K” hay 22 procesados, y la causa está próxima a ser elevada a juicio. Báez está acusado de lavar activos por 60 millones de dólares entre 2010 y 2013, sacarlos de país para atesorarlos en Suiza, y posteriormente exteriorizándolos y reingresándolos al país a través de cuentas de Austral Construcciones.

fuente CLARIN

Comments

comments