La Argentina de la transición entre la intervención oficial durante el kirchnerismo y el pasaje al imaginado libre mercado que propone la gestión de Mauricio Macri acaba de arrojar una nueva paradoja: aunque los precios de las naftas y el gasoil en el país son libres, como repite el ministro de Energía, Javier Iguacel , en las últimas semanas las estaciones de servicio denuncian que tienen cada vez más problemas para comprar los combustibles . Y responsabilizan por esa situación a los precios: dado que las petroleras no quieren aumentar si no lo hace YPF, dueña del 55% del mercado, prefieren moderar las ventas.

“Hay signos de desabastecimiento importante en estaciones de bandera, principalmente en el interior del país. Esto se está dando ahora en todas las marcas, porque si bien YPF no tiene problemas de suministro, esas bocas sufren el quiebre de stock porque no dan abasto para satisfacer la migración de ventas de las estaciones de servicio que no tienen producto”, cuestionó Carlos Gold, presidente de Cecha, la confederación que reúne a establecimientos de todo el país.

La calificadora Fitch degrada en un escalón la nota del grupo petrolero Repsol-YPF
Según Gold, las petroleras Shell, Axion y Trafigura (opera con la marca Puma y abastece también a estaciones blancas, como se denomina a las que no tienen marca) no están entregando producto en la medida en que lo solicitan las estaciones. Detalló que, según el recuento de la organización que maneja, los mayores problemas se encuentran en Chaco, Corrientes, Santa Fe, Córdoba y Mendoza.

Según Cecha, hay un quiebre total de stock en Tilcara (Jujuy), y en Entre Ríos hay demoras en el abastecimiento de las estaciones de bandera, al igual que en San Luis y en Santiago del Estero.

Los mayores problemas en los surtidores tienen que ver con el suministro de gasoil. En un mensaje de WhatsApp que envió Shell a algunos de sus operadores en los últimos días, la empresa informó que quienes para fin de mes “se excedan de los volúmenes comunicados por mail hace unos días, el precio x [dixit] m3 [metros cúbicos] para el cálculo de ese excedente se hará” a otro valor. El mismo texto agrega: “Como verán, sufrió un aumento ese excedente debido a aumento de precios de importación”.

Y ayer el gerente general de retail de la empresa, Daniel Deu, envió una nota a sus operadores en la que repitió conceptos similares. “Diversos factores, vinculados principalmente con demoras en la llegada de barcos con producto importado, han llevado a que durante los últimos días el abastecimiento de diésel no pudiera efectuarse con regularidad. Esta situación se extenderá hasta mediados de la semana próxima, fecha prevista de arribo de los barcos, por lo que hacia fines de esa semana vamos a disponer del producto para recuperar el abastecimiento normal”, completó.YPF, por su parte, tuvo problemas en parte de su infraestructura, algo que complica el suministro en el noreste.

A principios de mes, LA NACION advirtió sobre el reclamo de las estaciones de servicio por faltantes de combustibles . En aquella ocasión, Iguacel sostuvo ante la consulta: “Desmiento que haya restricción; las refinerías tienen suficiente producción para abastecer el mercado”.

Shell avisó también a sus operadores que la semana próxima llegará un barco con gasoil importado para morigerar el faltante de ese combustible. La situación se complicó, reconocieron fuentes del mercado, en especial en la zona norte del país, por la demora en la llegada del buque, que debía estar en el país días atrás.

Una recorrida de LA NACION por el Gran Buenos Aires reveló que hay algunas bocas de expendio con dificultades para conseguir la cantidad necesaria de combustible. Por ejemplo, Héctor Mucci, dueño de una estación de servicio blanca sobre la calle Salvador Sodera, en Villa Dominico, contó que hace 15 días que no consigue combustible, si bien la disminución en el abastecimiento había comenzado casi al mismo tiempo que la corrida cambiaria. “El revendedor dice que la distribuidora no le vende, que no bajan los combustibles o el barco no entró”, dijo Mucci.

En coincidencia, en una estación Oil en Moreno manifiestan que el combustible se entrega con cuentagotas desde febrero. “La distribuidora depende de lo que manda YPF, pero dicen que no hay producto. La petrolera dice que hay mucha demanda, entonces sacan un promedio de venta mensual y a las estaciones les regulan la venta”, confiaron.

Un informe que le está preparando Cecha a Iguacel señala que unas 45 bocas de expendio tienen dificultades en Córdoba. La mayoría son blancas o de Oil, pero también hay YPF y Axion dentro de la lista.

En algunas de las empresas señalaron que el origen de los problemas tiene que ver con la situación específica de algunas compañías. Por distintos motivos, están casi fuera de operación las refinerías de San Lorenzo y de Bahía Blanca. La primera es de Oil Combustibles, la empresa de Cristóbal López que está en una encrucijada judicial. Eso llevó a que sus clientes tuvieran que abastecerse a través de otros canales que no los consideran prioritarios.

Al mismo tiempo, las denominadas estaciones blancas, que no tienen contrato con las grandes petroleras y pelean más el precio, tienen menos oferentes para hacerse del combustible.

La semana pasada, los dueños de estaciones de servicio se reunieron con el nuevo ministro y le plantearon el tema. Iguacel repitió que los precios son libres, que cada empresa puede poner el valor que quiera y que la demanda decidirá lo que considere conveniente al momento de llenar el tanque. Así, dio por tierra con el acuerdo de precios -que estipulaba subas escalonadas- que había dispuesto su antecesor Juan José Aranguren.

Algunas petroleras esgrimieron una explicación diferente para los faltantes. Dicen que ciertas estaciones comenzaron a pedir combustible por encima de su abastecimiento histórico, por lo que las empresas no llegan a atender esa demanda.

En una de las empresas, fuentes que pidieron reserva de su nombre sostuvieron que no están desabastecidos. Y agregaron que hay más avidez de la demanda por estoquearse, en un contexto en que por el aumento de la tasa de cambio y el retraso de los precios en general respecto del mercado internacional no hay más importaciones.

Claves detrás de los faltantes
Según Cecha, hay faltantes de combustible en estaciones de bandera, principalmente en el interior del país. Aunque YPF no tiene problemas de suministro, las bocas no dan abasto a satisfacer la migración de ventas
Los mayores problemas en los surtidores son de gasoil, principalmente en Chaco, Corrientes, Santa Fe, Córdoba y Mendoza. Un informe de Cecha dice que 45 bocas de expendio tienen dificultades en Córdoba. La mayoría son blancas o de Oil, pero también hay de YPF y Axion
En algunas empresas señalaron problemas específicos. Oil, por ejemplo, enfrenta una encrucijada judicial

fuente LA NACION

Comments

comments