El Consejo de la Magistratura dará mañana el primer paso para investigar el patrimonio del juez federal Rodolfo Canicoba Corral por el crecimiento de su patrimonio. Declaraciones juradas, tarjetas de crédito, bienes inmuebles y automóviles son algunos de los informes que pedirán sobre el magistrado y su mujer, Viviana Tejada, cuyos activos se multiplicaron llamativamente en los últimos años.

La consejera oficialista Adriana Donato, que lleva adelante la investigación, envió una nota a la Comisión de Disciplina y Acusación para tratar estas medidas de prueba, que se aprobarían mañana, informaron fuentes oficiales. Este avance fue interpretado puertas adentro del Consejo como un guiño para que avance la denuncia.

Extinción de dominio: postergan por dos semanas el debate para buscar consenso
Canicoba Corral quedó bajo sospecha en los últimos meses después de que varias publicaciones periodísticas revelaran el crecimiento de los bienes y de los negocios de su esposa en sociedad con amigos del juez. En algún caso, incluso, los empresarios involucrados en esos negocios fueron beneficiados por el juez con distintos fallos.

La denuncia contra Canicoba Corral está basada en un artículo publicado por LA NACION que reveló que el juez y Tejada son dueños de por lo menos tres propiedades por US$2 millones: un semipiso en la zona más exclusiva de Palermo, una casona en Vicente López y un terreno en Uruguay. Los inmuebles aparecen casi completamente a nombre de la esposa, una empleada del Poder Judicial que trabajó con el magistrado en Comodoro Py y luego montó su propio estudio jurídico.

Canicoba Corral es uno de los jueces federales históricos. Fue nombrado durante el menemismo, pero mantuvo buena relación con distintos gobiernos, incluso con el actual, a pesar de que había sido uno de los jueces apuntados por un sector del oficialismo apenas Mauricio Macri desembarcó en la Casa Rosada.

Canicoba Corral le dio la primera buena noticia a un alto funcionario macrista cuando sobreseyó al jefe de los espías, Gustavo Arribas , en el caso de las transferencias de un operador brasileño. Resolvió el caso en menos de dos meses.

Desde ese momento, la relación se volvió más estrecha, en especial, con el sector liderado por Daniel Angelici , el operador judicial del Gobierno, y con el propio Arribas, titular de la Agencia Federal de Inteligencia, relataron fuentes oficiales.

“Que haya gente en el Gobierno que lo defienda no quiere decir que no lo podamos investigar. Por ahora tenemos intención de avanzar”, reconoció uno de los integrantes del sector que propicia una “renovación” en Comodoro Py.

Canicoba Corral, además, instruye la causa por el atentado contra la AMIA y dispuso la intervención sobre el Sindicato de Obreros Marítimos Unidos (SOMU), el gremio que lideraba Omar “Caballo” Suárez, un caso ejemplar para el Gobierno en su lucha contra las “mafias sindicales”.

En esa intervención judicial dictada por el magistrado también se detectaron distintas irregularidades, como el nombramiento de varios familiares y amigos del juez.

La fiesta
La última polémica que involucró a Canicoba Corral fue una lujosa fiesta de 15 años de una de sus hijas que se realizó en junio en el salón Tattersal de Palermo que habría costado $3,5 millones, según informó el programa Periodismo para todos.

En los papeles, sin embargo, Canicoba es uno de los jueces más austeros de Comodoro Py: informó un patrimonio de $1,7 millones en su declaración jurada de 2016.

La cotización de sus propiedades (expresada en valor fiscal) está lejos de los verdaderos números del mercado. La casona en Vicente López (es dueño del 20%), por ejemplo, fue cotizada oficialmente por el magistrado en $485.000. El semipiso en Palermo, en cambio, aparece a nombre de la sociedad Gadega SA, cuya accionista principal es su esposa.

“Son bienes de mi señora. Lo adquirió con fondos de ella, obvio”, sostuvo el juez ante la consulta por su relación con el semipiso de Palermo.

Tejada fue empleada en el juzgado de Canicoba. Cuando dejó Comodoro Py, la abogada montó su propio estudio jurídico, que ahora funciona en Talcahuano 1146 y tiene cinco empleados. La esposa del juez, que fue monotributista hasta 2005, está inscripta como trabajadora autónoma categoría C, de acuerdo con registros previsionales de la Anses.

La fiesta de 15 de su hija, que pone bajo la lupa el nivel de vida, fue la gota que derramó el vaso en Comodoro Py. Varios colegas suyos lo consideraron “indefendible” y se quejaron por la difusión de los detalles del evento, según pudo reconstruir LA NACION.

fuente LA NACION

Comments

comments