Sergio Todisco, allegado al exsecretario de Cristina Kirchner Daniel Muñoz, declaró ayer durante cuatro horas como arrepentido ante el fiscal Carlos Stornelli en la causa en la que se investigan los pagos ilegales de empresarios a exfuncionarios del kirchnerismo.

Todisco está acusado de actuar como testaferro de Muñoz, ya fallecido, para comprar propiedades en Miami por 65 millones de dólares junto con su pareja, Elizabeth Ortiz Municoy, dueña de una inmobiliaria de Mar del Plata.

La sospecha de los investigadores es que parte del dinero no era de Muñoz, sino de

Néstor Kirchner .

Por eso es que Todisco, detenido el pasado fin de semana, antes de ser indagado por

Bonadio , pidió pasar por la fiscalía de Stornelli, en el quinto piso de Comodoro Py 2002.

Acompañado por su abogado Luis Osler, declaró hasta el atardecer. No trascendieron los detalles de su declaración, sino que solo se sabe que hizo aportes que ahora el juez Bonadio evaluará. Si le parecen suficientes, el juez convalidará el acuerdo al que llegó con el fiscal para mejorar su situación y podría obtener la libertad.

Todisco y su esposa, Ortiz Municoy, habrían creado 13 sociedades en Miami y Delaware . Estas firmas adquirieron edificios, centros comerciales y hasta una farmacia en Miami.

La sospecha es que ese dinero, a la muerte de Muñoz, en 2015, fue administrado por su mujer, Carolina Pochetti, que está prófuga luego de que el juez Bonadio ordenó su captura, este fin de semana.

Muñoz, que murió en 2015, era investigado por enriquecimiento ilícito por el juez Luis Rodríguez y el fiscal Carlos Stornelli, el mismo que investiga los cuadernos de la corrupción , que escribió Oscar Centeno , el chofer de la mano derecha de Julio De Vido , Roberto Baratta .

Stornelli pidió detener e indagar a la viuda de Muñoz y a los empresarios que supuestamente actuaron como sus testaferros, pero Rodríguez no hizo lugar al requerimiento hasta que la semana pasada la Cámara Federal revocó esa decisión. Al mismo tiempo, Bonadio le pidió a Rodríguez este expediente para investigar los bienes de

la viuda de Muñoz a la luz de la causa de los cuadernos. Es que Centeno escribió que Muñoz recibía dinero de los empresarios en el departamento de los Kirchner. Se investiga si estos 65 millones eran su parte o si Muñoz era un prestanombre de Kirchner.

En estos expedientes se investigaba al matrimonio por lavado de dinero. Todisco y su esposa -también presa- figuran como administradores de una offshore en las Islas Vírgenes que supuestamente usaron para constituir empresas y comprar las 16 propiedades bajo investigación en Miami y una en Nueva York. Esas propiedades luego se vendieron y la plata fue transferida a México y Hong Kong y se presume que también a Andorra, donde operaba una financiera de Mar del Plata.

fuente LA NACION

Comments

comments