La diputada Graciela Camaño es hoy aliada del candidato presidencial de Consenso Federal Roberto Lavagna, pero hasta hace pocos meses era la mano derecha de Sergio Massa. Hoy, en una entrevista con Eleonora Cole en PM, el noticiero de LN+, fue contundente ante la pregunta de si Massa se siente cómodo con el kirchnerismo: «No sé, porque no tengo relación. Cortamos todo vínculo. Estamos en dos proyectos distintos: yo aspiro a que Lavagna sea presidente, y él que Alberto Fernández sea elegido».

La diputada elaboró: «Lo conveniente es que cada uno se aboque y trabaje en lo suyo. Ahora no hablamos, pero sí después de la decisión que tomó, y no fue una decisión de él, era algo que estaba ahí. Esto también fue lo que lo hizo dudar a Lavagna en cuanto a construirse su candidatura dentro de Alternativa Federal. Y agregó: «Había muchos dirigentes del propio espacio que querían resolver de la misma manera que Massa».

Además, Camaño fue crítica respecto a las encuestas: plantea que ninguna es independiente. «Las encuestas son herramientas de trabajo interesantes, pero siempre alguien las paga. No hay ninguna encuestadora independiente», dijo, y sostuvo también que sirven para trabajar en silencio, no para difundir. «La potencia que tenga cada fuerza para transmitir el mensaje tiene que mucho que ver».

fuente LA NACION

Comments

comments